1. Ecuador
  2. Tungurahua
  3. Ambato
  4. Gestores
  5. Gastronómico
1
2
3
4
5
6

El auténtico pan de Pinllo

Cuando la gente escucha la palabra "Pinllo", inevitablemente piensa en pan. Si estás de paso por Ambato, no pierdas la oportunidad de disfrutar el sabor de uno de los panes más famosos del Ecuador.

¿Qué debes saber?

  • El exquisito pan de Pinllo guarda una receta ambateña transmitida de generación en generación, que ha dado renombre a esta parroquia desde hace más de cien años. Manos laboriosas amasan y preparan cada día sabrosas empanadas y panes injertos (mezcla de las harinas de trigo e integral), para luego ser colocados en un horno de leña fabricado hace 100 años. Aquí se ofrece también colada morada y chocolate en leche.
  • Estos deliciosos productos se venden en la Bolívar y Fernández, en “El auténtico Pan de Pinllo”, y también entregan su producto a algunos locales. 
  •  Horario: todos los días de 07:00 a 15:00
  •  Costo: Los precios oscilan entre los 0,20 y 0,50 centavos de dólar. El pancito que más se vende es el injerto.
  •  ¿Cómo llegar?
    • Desde el parque central de Pinllo se debe seguir por la calle La Nación,  hacia la calle Fernández, alrededor de este sector se encuentran varios locales que elaboran y expenden el delicioso pan.

El tradicional pan de Pinllo

Amanda Poveda Palacios, heredó de su suegra el arte de hacer una de las recetas de pan más famosas y apetecidas de todo el Ecuador. Inició su aprendizaje cuando tenía 30 años, la familia de su esposo era quien había guardado en el tiempo esta tradición. Recuerda que cuando nació su primera hija, su suegra le invitó a aprender esta tradición, para que pudiera mantenerla y tuviera un medio de subsistencia. Ahora mantienen esta tradición ella, su hija y seguramente también lo harán sus descendientes.

El pan de Pinllo, es tradicional y conocido en todo el Ecuador y en otras latitudes, ya que, muchos migrantes han llevado este delicioso pan a otros países. Esta actividad es muy importante, no solo para Amanda y su familia, sino también para toda la región y comunidad, pues además de la historia y tradición, es un sustento para varias familias.

Historia del pan de Pinllo

La historia de este delicioso pan se remonta a muchas décadas atrás, empezando por la parroquia, a la que llamaron “Pinllo”, puesto que había unas hierbas o matas que eran llamadas así, por lo que la parroquia adoptó ese nombre de tan peculiar vegetación que identificaba a la zona. Se habla de que la gran mayoría de familias que vivían en la parroquia se dedicaban a la elaboración de pan, por lo que se volvió insigne y conocida por la preparación de este alimento. Luego, dada la migración de muchas familias, a buscar nuevas oportunidades en otras ciudades, se quedaron pocas familias, entre ellas, la suegra de la suegra de Amanda, quien preservó la receta y la pasó de generación en generación, para que no se perdiera la tradición y pudieran seguir haciendo el mejor pan. Actualmente con la hija de Amanda, van 4 generaciones preservando esta tradición y receta.

Antes se compraba el trigo, se lo hacía moler en molinos de piedra, se traía el material molido (harina) por las líneas del tren, era un trabajo realmente duro. Así empezó la familia Bonilla con esta tradición, ellos son los precursores del famoso Pan de Pinllo. De todos ellos, quedó su suegra Zoila Velasteguí de Bonilla, quien vivió hasta los 95 años y dejó bien encargada la receta, para que no se perdiera la tradición. Ella contaba siempre en las entrevistas cómo fue su historia, que empezó desde muy niña con esta tradición.

El momento más duro que ha atravesado Amanda ha sido cuando sus hijas eran muy pequeñas, las tuvo seguidas; y ella tenía que levantarse a las 3 a. m. para iniciar con el proceso. Era muy difícil alternar entre su negocio y sus pequeñas hijas, pero lo logró, su sacrificio fue inmenso, sin embargo, sus hijas y su negocio han salido adelante

Variedades de panes de Pinllo

La oferta que tienen es: pan injerto, las papas, pan de dulce, puerquitos de dulce y empanadas. Todos estos productos son únicos, porque tiene una receta de más de 100 años, que ha pasado por varias generaciones, es una tradición y cada bocado de un pan de Pinllo tiene una historia valiosísima de esfuerzo, constancia y amor, atrás. 

Amanda nos garantiza que se llevarán un delicioso producto, que van a quedar felices con su sabor y que regresarán, porque quien prueba este delicioso pan, siempre vuelve por más. Nos despide con un abrazo, nos da unos pancitos para llevar, imposible guardarlos, los comimos en el momento y en realidad, se siente en cada mordida mucha historia, mucha esencia y orgullo. Estas son las cosas de las que el mundo debe enterarse y saborear.

20
5
10
50
6