Carnaval, el taita de la fiesta

No importa qué ciudad de ecuador prefieras para el feriado de carnaval, siempre vas a encontrar una agenda llena de fiesta y cultura.
 
 
 
 

¿Qué debes saber?

  • El Carnaval podría ser la fiesta pagana que más personas ce-lebran y disfrutan en todo el planeta.
  • Cada año se adueña de las calles del mundo entero, para prenderlas de ritmo, desenfreno y tradícíones. Aunque su historia se remonta a las bacanales ro-manas en honor del dios del vino, con la llegada del cristianismo fue cuando más auge tomó.
  • Universalmente, para los católicos, estos días representan permísíón antes del recogímíento de la Cuaresma. Cada país tiene su propio festejo cultural y, por supuesto, Ecuador no se queda atrás; ya sea cerca del frío páramo o en las calurosas en-senadas, los días de Carnaval se festejan a lo grande. Con la llegada de los navegantes españoles y portugueses a América, a finales del siglo XV, el Carnaval tomaría nuevas connotaciones o, al menos, así ocurrió en Ecuador: es el único país donde se juega con agua en estas fechas.
  • La hístoría está vinculada con la fiesta indígena del fin del año solar o Pawcar Raymí, que también celebra la llegada de las lluvias.
  • En estos rituales sagrados intervenían tanto el agua como la tierra, además de un característico personaje escogido para la ocasión, a quien lo disfrazaban con elementos vegetales y lo agasajaban con abundante licor y comida. Este es el representante de la tierra, aunque más tarde se lo conocería como Taita Carnaval.
  • Gran parte de las celebraciones del país son una mezcla de las creencias católicas y los ritos íncaícos; son manífestacíones coloridas de la unión de dos etnias y dos continentes. 

Guaranda en las rocas

Todo se pone a punto en las avenidas príncípales de Guaranda para el ínícío del Carnaval. La ciudad de las siete colinas, conocida así por su espectacular vista panorámica de los pai-sajes andinos, cuenta con una de las fiestas de Carnaval más grandes de todo Ecuador. Su tradícíón comienza con la elección de la Ñusta Pawcar Raymi o reina del Carnaval, quien estará acompañada de los personajes del Taita, la Mama y el Guambra Carnaval. Todos ellos recorren la ciudad juntos, al ritmo y la alegria de los danzantes, mientras los vecinos y visitantes libran una batalla llena de diver-sión con huevos, harina, anilina de colores, espuma, talco, locio-nes, flores, confites? agua indispensables para carnavalear. Para los guarandeños, esta fecha significa un tiempo de unión. Los preparativos de la juerga re quieren de comunión y convivencia entre vecinos, amigos y familiares: mientras unos elaboran con habilidad los trajes, otros cocinan los platos tipi-cos que serán compartidos con la comunidad. 

Ambato, las flores más bellas

La celebración del Carnaval es diferente en la ciudad de Amb ato, porque se junta con la Fiesta de las Flores y las Frutas, que simboliza la esperanza y el optimismo de los ambateños al levantarse después del devastador terremoto que destruyó gr an p arte de la urb e en 1949. Durante los días de festejo, se llevan a cabo varios even-tos; entre los más importantes están: la elección de la reina, la ceremonia de Bendición del Pan, Flores y Rutas, el Festival Internacional del Folclor, la Ronda Nocturnal y el Desfile de la Confraternidad. Este último es el que atrae a más turistas, por su explosión de belleza y elegancia. Los carros alegóricos que forman parte del cortejo son gi-gantes obras de arte, decoradas con flores y frutas en cada de-talle. Por la noche, dichas carrozas son iluminadas con luces de colores para la Ronda Nocturnal, que cubre de magia la ciudad. 

Esmeraldas, palo para la rumba

Al ritmo de la marimba, Esmeraldas se convierte en una eclosión de música, bailes y trajes típicos. El remodelado bal-neario de Las Palmas es el escenario perfecto para celebrar el Carnaval; aquí se prende la rumba con el Festival Internacional de Música de Marimba, que cada año tiene artistas invitados de África, Brasil, Colombia, entre otros. Pero ahí no termina el ritmo tropical, también hay oferta para los gustos más modernos con el Festival de Salsa, que se rea-liza en la tradícíonal calle 6 de Diciembre. Aunque sí lo que bus-cas es entretenímíento nocturno, hay dónde elegir, entre bares y covachas que cuentan con música moderna, ambiente movido y amigable, que atienden hasta la madrugada. Todas están ubica-das a las orillas de las principales playas de la Províncía Verde. 

Chota, la bomba y el goce

El programa a las orillas del río Chota está ambientado por la música bomba. Cada año, el cálido clima en medio de la ca-dena montañosa de la províncía de Imbabura atrae a los turistas hasta este maravilloso valle. Aquí, como en cualquier buen Car-naval ecuatoriano, los baldes de agua caen por todos lados y la espuma pinta las camisetas de los vísítantes, mientras disfrutan del festival conocido como Coangue. Este reúne diversos eventos y uno de los más importantes es la noche cultural Bombódromo, un ritual con tambores, trajes típicos y canto de décimas. Además, no se puede dejar de pro-bar la amplía oferta gastronómica de platos autóctonos que, con merecida fama, integran el goce de la visita. 
 

Fuente: Revista Siente


Compartir:


Publicado en: