1. Ecuador
  2. Manabí
  3. Portoviejo
  4. Crucita
  5. Descubre
  6. Naturaleza
  7. Montañas y cerros

La Loma Crucita

La Loma de Crucita es un lugar muy agradable y en él está ubicado un bar-restaurante de excelente calidad. Desde allí se toma vuelo para Alas Delta y Parapente

La Loma se encuentra ubicada en la parroquia Crucita, conocido como “Crucita la Bella”. La Loma de Crucita es un lugar muy agradable y en él está ubicado un bar-restaurante de excelente calidad. Desde allí se toma vuelo para Alas Delta y Parapente y desde el 1 al 3 de Noviembre se realiza un Torneo de estos deportes. Crucita posee pocos sitios de alojamiento entre ellos están Casa Blanca, Hostal Sol Alondra, Barandúa.

Habiéndose realizado 7 campeonatos nacionales e internacionales de vuelo libre, además de este deporte la posibilidad de sus olas permite también la perfecta practica del jet-sky, que es otro de los atractivos deportivos que Crucita ofrece a protagonistas y espectadores, (también se puede desarrollar pesca deportiva).

La Loma: que por su exacta ubicación geográfica está entre los mejores lugares del mundo para la práctica de los deportes mencionados, dentro de Sudamérica es el lugar favorito por la constancia y duración del viento que permite a los pilotos mantener más horas de vuelo seguro.

El balneario es privilegiado por la naturaleza desde el sitio La Loma hasta la Boca denominada así por ser el lugar donde el río Portoviejo desemboca sus aguas hacia el mar, convirtiéndose en morada de varias especies de pájaros y peces.

Se puede disfrutar de este hermoso balneario, de la calidez de su gente, sus deliciosas comidas como el famoso cebiche de pinchagua y sus inolvidables paisajes, sitio perfecto para sus vacaciones y descanso.

Crucita: También presenta la alternativa del turismo de aventura y ecológico en la misma loma: donde existe un sendero que invita a los excursionistas a disfrutar de una preciosa vista.

Beso de Sal "Prieta"

Héctor Napolitano

Conversando con Pepe Villa en Portoviejo escuchando salsa, 
me acordé de una aventura en la Loma de Crucita,
que manaba tan bonita que me llevó a volar,
y al otro día al altar por casa de su sonrisa,
y de ese beso de "sal prieta" de esa mujer manabita. 

Tu me ofreciste corviche yo te ofrecí huevo moyo
Tu pan de yuca y sal prieta, pero yo quiero tu bollo

De la loma me tiré trepado en un parapente
Y abajo se caga de risa, de mi miedo, toda la gente

El domingo de paseo vamonos pa Calderón
A comer un morcillón y lengua asada al carbón

Una hamaca en Montecristí y café de Jipijapa
mantequilla de canuto y tú, de desayuno y de yapa

De ese beso no me voy a olvidarr
de ese beso no me voy a olvidarr 
de ese beso no me voy a olvidarr jamás

 

20
5
10
50
6