Cementerio General de Pedro Pablo Gómez

El día 2 de noviembre las personas suben al cemeterio a tempranas horas porque la costumbre de todos los años es de bajar alrededor de las 11pm a bailar hasta las 2 o 3 am.
 
 
 
 

Los moradores de la Parroquia Pedro Pablo Gómez tienen hábitos  de visitar a los difuntos, se desarrolla todos los días domingos despues que salen de la misa y  el 1,  2 de noviembre de todos los años, acuden al cementerio de la Parroquia a ofrecer ofrendas, cánticos y rezos a sus familiares ya fallecidos.

Para conmemorar el recuerdo de los fieles difuntos, los feligreses preparan diferentes alimentos, especialmente el plato preferido del difunto y acuden al cementerio a tempranas horas de la mañana y especialmente en la noche. Colocan coronas y tarjetas sobre la cruz. Luego varios miembros de la familia empiezan a relatar todos los acontecimientos importantes que han ocurrido durante el año o durante la ausencia de la persona querida, con el objeto de que el fallecido conozca todo lo ocurrido. 

En el cementerio se puede desgustar a las afueras de la rica gastronomia que expenden los comerciantes: empanadas, corviches, salchipapa, arroz con seco de pollo, pizza, cola, jugo, agua.

Si deseas ser parte de esta maravillosa tradición te invitamos a que nos visites.

Compartir: