1. Ecuador
  2. Tungurahua
  3. Pelileo
  4. Pelileo
  5. Gestores
  6. Artesanal
1
2
3
4
5
6

Jeans de Pelileo, en la ciudad azul

Si eres amante de los pantalones vaqueros, el Tambo en el cantón Pelileo te va a encantar, pues te ofrece 150 locales comerciales, donde el protagonista son los blue jeans.

¿Qué debes saber?

  • El jean, es el nombre que en Ecuador y algunos países de Latinoamérica, se le da a la tela denim de color azul, popularizada por Levis & Strauss en su icónico Levis 503.
  • En el barrio El Tambo a la entrada del cantón Pelileo, existen más de 150 locales comerciales dedicados a la venta de todo tipo de prendas de vestir, elaborados con tela jean.
  • La avenida Confraternidad, concentra a los locales en 1.5 kilómetros, tal como si se tratará de un centro comercial al aire libre, que atiende todos los días de 09h00 a 18h00
  • En todos los locales se ofrecen pantalones, chompas, chaquetas, faldas, camisas, camisetas, gorras; de diversos colores y diseños, eso sí emulando a la perfección, la cultura del jean.
  • Los precios son increíbles, pues parten de los 10 dólares.
  • La calidad de confección de estas prendas, no les pide favor a reconocidas marcas internacionales, para ello se utilizan las mimas máquinas: cortadoras, cerradoras, pretinadoras, overlock, doble aguja, recta y ojaladora.
  • Pelileo que el idioma panzaleo significa “laguna grande”, “cacique poderoso” o “fuerte como el rayo”, en el idioma de la moda, significa “ciudad azul”.

Viajando en el tiempo desde San Francisco a la ciudad azul.

Cuando Levis Strauss, en 1853 uso el denim marrón para hacer pantalones que facilitarán la vida de los mineros de San Francisco, nunca se imaginó que, en el futuro, los ecuatorianos utilizarían esa misma tela para facilitar la vida de sus hijos. Tampoco Jacob Davis, imaginó que los remaches de cobre que utilizó para reforzar los bolsillos de esos pantalones, mutarían a colores tan llamativos como los de las flores de Tungurahua. Es claro que estos dos socios, Levis & Strauss, no sabían que al elegir el color índigo con el que teñirían sus pantalones, elegirían también el segundo nombre del cantón Pelileo: La Ciudad Azul

Y es que el paso de los jeans (pantalones de denim azul) por la vida de 6 generaciones de todo el mundo, en Pelileo mantuvo su propia historia, llena de diferentes matices. De juventud y rebeldía, pues fueron jóvenes del barrio El Tambo los que encontraron en la confección de estas prendas, un lugar desde el cual construir prosperidad y un símbolo de su lucha por mejores días. De libertad, pues su ímpetu comercial los llevó en la década del 50, a explorar otras tierras, lejanas al Tungurahua, en donde conocieron el oficio de elaborar ropa de jean, con el que regresaron en la década de los 80.

Creciendo entre los rollos de tela y máquinas de coser.

Edgar Sánchez, hijo de Domingo Sánchez, gran representante de la industria de los jeans en Pelileo, nos cuenta que el triunfo de su padre nació de la necesidad económica que atravesaba en ese momento. Domingo trabajaba con don César Paredes, uno de los pioneros de la industria del jean. Con él aprendió de este oficio. Luego, Domingo se arriesgó y empezó a hacer su propia producción.

Al inicio había apenas 3 o 4 fábricas de jeans en Pelileo, luego fue creciendo la industria, familias enteras se dedicaban y dedican, actualmente a la industria del jean. Edgar nos cuenta que él nació y creció en ese mundo de los jeans, desde que tiene uso de razón ayudó a su padre, ya sea a poner las tallas, con esfero, puesto que antes se hacían esas cosas manualmente, y otras tareas más. Creció, estudió y se graduó en diseño de modas; ahora él es quien se encarga de esa función y ha dado su valor agregado al emprendimiento que su padre un día inició.

Son 3 hermanos quienes se ocupan del negocio familiar, Fabián se dedica a las ventas y Daysi se dedica a las finanzas. Sus productos son distribuidos a todo el Ecuador, sin embargo, la mayor cantidad de productos se van para Quito. La oferta que tienen: pantalones, camisas, chaquetas, todo en tela jean. Los costos varían de acuerdo a la calidad de la tela, calidad del lavado y calidad del modelo. Con base en esto se fija el precio, pero las prendas en promedio cuestan 18 a 20 dólares. Eso sí, son de gran calidad, tanto así que pueden competir a nivel mundial, según nos dice Edgar.

La ciudad azul

En 1996, Pelileo vivió el boom del jean, pero su fama empezó a labrarse en 1982, cuando en este cantón de la provincia de Tungurahua, los dueños de lavanderías dedicas a pre lavar los pantalones de jean, colgaban las prendas en la vía a Baños, para secarlas al sol. Sin duda el espectáculo tenía un color azul, que sirvió para que los turistas llamarán al pequeño pueblo, como la ciudad azul.

De esa historia a la fecha, las cifras han crecido, hoy se estima que para abastecer a estos locales, en Pelileo existen cerca de 1.100 talleres textiles y una docena de lavanderías que producen al menos un millón de prendas al mes, con un ingreso de 10 millones de dólares al año que genera 15 mil puestos de trabajo, la mitad de manera directa.

20
5
10
50
6