1. Ecuador
  2. Cotopaxi
  3. Pujilí
  4. Vive
  5. Fiestas
  6. Religiosas

Corpus Christi – Pujilí

LA FIESTA DEL CORPUS CHRISTI EN PUJILÍ

La fiesta del Corpus Christi da inicio la noche de las vísperas en la que se queman de castillos, chamizas y un sinnúmero de voladores que revientan destellando variedad de formas y colores. Durante toda la noche del espectáculo se brindan los tradicionales canelazos10 a todos los asistentes que se dan cita en la plaza central quienes al ritmo de la banda de músicos de pueblo disfrutan hasta el amanecer del baile popular.

El sábado por la mañana después de la celebración religiosa, Pujilí despierta con el sonar de las bandas de pueblo, tambores y pingullos que anuncian el comienzo del fastuoso desfile de las “Octavas del Corpus Christi”. Este importante evento se realiza por las estrechas calles de la ciudad con la participación de comparsas tanto nacionales como extranjeras que han sido invitadas a concursar para disputarse el “danzante de oro”, figura de barro diseñada por las hábiles manos de los artesanos de la zona que lleva en su penacho una placa de oro. Para el segundo y tercer lugar se entrega el danzante de plata y de bronce, respectivamente. Abren el desfile las autoridades de la ciudad junto con la reina y de los priostes que portan en su mano el “guión” que los identifica.

El personaje central de todo este festejo es el danzante que recorre las calles de la ciudad al son del tambor y pingullo, deleitando a los presentes con el conocido baile zapateado simulando el vuelo del cóndor. A continuación se describe los personajes que se hacen presentes en esta fiesta:

Alcalde: es el organizador de la fiesta que por voluntad y devoción toma la vara de mando y con meses de anticipación busca priostes para comprometerlos a participar en el festejo. Generalmente, solicita a parientes, amigos y vecinos la contribución de una jocha11.

El día de la fiesta, luego del primer baile en la casa del danzante, se encarga de trasladarlo hasta la avenida Velasco Ibarra. Los familiares, amigos y curiosos observan el interesante ritual en el que el danzante se despoja de su pesado penacho o cabezal y junto a una mesa reclama la bendición de los padres, les besa la diestra y en compañía del Alcalde sale a cumplir con su presentación en el desfile.

Prioste: se coloca en primera fila junto con su esposa y familia. Lleva en sus manos el guión, símbolo del priostazgo, que está compuesto por un objeto cilíndrico, de color plateado o dorado, de dos metros de altura, aproximadamente. En el extremo superior, sobre una media luna embellecida con piedras preciosas, conchas y pequeñas cruces, resalta una cruz de mayor tamaño y cintas multicolores.

Oficiales: tamboreros y pingulleros: Los oficiales son músicos de gran experiencia que han participado durante muchos años. Los tamboreros utilizan instrumentos elaborados de cuero de borrego que han sido curados para evitar su destrucción. Los pingulleros acompañan a las comparsas con la música que produce el tambor y el pingullo.

Cargadores: tienen a su servicio al Huma Cuida, quien complace al Danzante en todos los caprichos y carga la pesada cabeza cuando éste se agota.

Huma Cuida: también lo denominan Huma Marca y es el encargado de cuidar la “cabeza del danzante” cuando el personaje no la lleva.

Servicios: son los encargados de repartir la comida y bebidas a familiares e invitados.

Cantineros: cuidan que no se agoten los licores el momento que los personajes que participan en la fiesta y brindan las bebidas a los espectadores.

Bodegueros: resguardan las pertenencias del prioste y del alcalde durante los días del festejo, especialmente cuando los invitados son numerosos.

Cocineros: son hombres o mujeres que colaboran en la preparación en grandes pailas, ollas y recipientes: papas, mote, arroz, salsa de cebolla, cuyes, gallinas, y otras preparaciones gastronómicas que servirán para brindar a los invitados.

Aguateros: se encargan de que en la casa no falte la suficiente cantidad de agua para preparar los alimentos y otros menesteres. Este personaje se lo creó porque antiguamente en Pujilí solamente había agua en las primeras horas de la mañana.

Coheteros: generalmente hombres, que lanzan la volatería y queman los juegos artificiales.

Ropayo: es quien alquila la indumentaria del danzante, en parte es comprada o parte de la herencia de sus antepasados, y el resto confeccionada con su propia habilidad. Ropacatig: es quien viste y desviste al danzante.

Mayordomo: Durante la fiesta hace considerables gastos en comida y bebida para el regocijo y disfrute de los acompañantes a la fiesta.

La mujer danzante: viste con cintas multicolores, anacos de bayetilla y rebozos de seda, en la cintura amplias fajas, sombrero de paño, aretes de plata, collares de mullos, etc., permanece a prudente distancia en actitud de respetuosa espera.

La banda de pueblo: se incluye en el gran séquito de los danzantes, entona los ritmos apropiados como: Danzante Mío, El Cortado, la Entrada de Corpus, etc.

El domingo posterior al desfile se realiza la presentación de los danzantes autóctonos por las calles de la ciudad que termina con el baile en la plaza y la toma de los jardines. Al finalizar el día, cada una de las comparsas se dirige a la casa del prioste a concluir la fiesta. El danzante vuelve a su casa y espera al próximo año para una nueva presentación.