1. Ecuador
  2. Galápagos
  3. San Cristóbal
  4. Vive
  5. Aventura
  6. Trekking

Excursiones en Isla San Cristóbal

San Cristóbal una isla para recorrerla a pie

San Cristóbal es la nueva joya de las islas Galápagos. Eso lo conocen los miles de viajeros nacionales y extranjeros que llegan a este paraíso. La fama de San Cristóbal va en aumento, especialmente porque los turistas pueden acceder a sus atractivos caminando o en bicicleta. Algo que no es habitual en las islas por las distancias.

Para la comodidad de los turistas se construyeron senderos que van al Centro de Interpretación, Cerro Tijeretas, Punta Carola, La Lobería, Playa Man, son sitios cercanos y de singular belleza. A un viajero puede tomarle seis horas recorrer San Cristóbal.

El alquiler de bicicletas es una opción para disfrutar de los atractivos turísticos y del poblado, que en su mayoría, es plano y no tiene muchas cuestas. El arrendamiento de este transporte no es caro cuesta 20 dólares al día. La cercanía de los sitios y el aeropuerto también hacen atractiva a esta isla. Así lo destaca Leina Spitzer, turista croata, quien explica que a diferencia de las otras islas, en esta todo es cerca sin necesidad de trasladarse en barco.

“Hay limpieza, la gente es amable y los hospedajes son accesibles”, comenta. Una ruta que anima a los viajeros es el Cerro Tijeretas, llamado así en honor a las fragatas, aves que tienen el pecho de color rojo y la cola en forma de tijera. Aquí se llega luego de una hora de camino desde el malecón de la ciudad. Los senderos de este cerro son señalizados y a cada paso se pueden observar aves, iguanas, lagartijas, arañas, pinzones, piqueros, entre otras singulares especies.

La vista desde esta colina es particular por lo que los viajeros no dudan en caminar para encontrarse con una estatua en honor a Charles Darwin, un cañón de la Segunda Guerra Mundial, o simplemente deleitarse de la brisa marina junto a un acantilado. Desde el Cerro Tijeretas se puede llegar caminando hasta Punta Carola, una playa de arena blanca rodeada de piedras, hogar de lobos marinos y piqueros de patas azules. El trayecto solo se puede realizar a pie por lo escarpado del terreno ya que hay que cruzar un bosque. En esta zona se restringe el uso de bicicleta, debido a que el bosque alberga un sin número de aves, iguanas, insectos y cerca de la playa, se encuentra el hogar de los lobos marinos.

Para quienes prefieren la playa, La Lobería, a una hora del centro de la ciudad, es el sitio ideal para relajarse y disfrutar. En esta playa, los lobos marinos, iguanas y las lagartijas descansan sin temor de la llegada de turistas. Otro sitio privilegiado es Playa Man, a cinco minutos del centro de la urbe, en donde se puede nadar, disfrutar de la arena y realizar deportes acuáticos.

Los turistas que quieran observar a las afamadas tortugas gigantes de las islas pueden ir a la Galapaguera, ubicada en el Cerro Colorado. Para llegar al centro, pueden hacerlo en bicicleta. Esta es la ruta más codiciada por los ciclistas, pues además de disfrutar de los paisajes, hacen ejercicio en un ambiente sin contaminación.

También pueden pasear por el malecón. De acuerdo con Gabriela Echeverría, analista de la Coordinación Zonal del Ministerio de Turismo, en 2014 llegaron 54.000 turistas a esta isla. Eso potenció el comercio y mejoró la calidad de vida de los habitantes. En el malecón los lobos marinos se llevan todas las miradas. Ellos son los dueños del lugar y retozan, en bancas, aceras, piedras y todos los lugares cercanos al mar. Los turistas se fotografían cerca de ellos. Mariana Zambrano, quien vende comida en el parque Martha Bucaram de Roldós, afirma que los lobos marinos son el ícono de la isla pues siempre descansan mansamente en las playas y parques cercanos al mar.

/GFS/El Ciudadano

Por Katherine Morejón

20
5
10
50
6