Talabartería en Píllaro

Artículos de cuero para caballerías, o al arte de fabricarlos.
 
 
 
 

Tabartería en el cantón Píllaro

Origen

La talabartería se refiere tanto a los establecimientos donde se venden artículos de cuero para caballerías, o al arte de fabricarlos. También se le llama guarnicionería y ambos términos provienen del antiguo cinturón que se usaba con tiros para colgar la espada, llamada talabarte o guarnición. 

Hace cien años, no existía aún la carretera que une Pillaro con Ambato, el caballo era por lo tanto el único medio de transporte para conectarse con el resto de poblaciones, de esa manera la talabartería en aquellos tiempos era realmente indispensable, quienes practicaban este oficio realizaban diferentes artículos como: sillas de montar, zamarros, juetes y demás artefactos necesarios, para las actividades del chagra, que trabajaba las extensas tierras dedicadas a la agricultura y ganadería del sector. Uno de los primeros talabarteros de Píllaro, fue el señor Fidel Castañeda Moya, en sus años de juventud, viaja a Quito para aprender las técnicas de este laborioso arte. Con el tiempo los conocimientos y técnicas adquiridos son heredados a su hijo, José Castañeda, quien vive hasta la actualidad y ha permanecido en el oficio, legando su destreza a su hijo Carlos Castañeda y este a su vez, a su hijo Roberto Castañeda, último de cuatro generaciones de hábiles hombres que fabrican en su pequeño taller, las mejores monturas del país. 


Dignatarios y diplomáticos de Chile e Italia, han llegado a Pillaro en busca de las famosas "Monturas Castañedas", que ahora reposan en diferentes establos de Alemania, Italia, Panamá, Chile y Colombia. La perfección y belleza de las monturas, han llamado la atención de varios empresarios extranjeros interesados por industrializar el proceso para aumentar la producción, sin embargo los Castañeda han rechazado estas propuestas, pues consideran que cada obra artesanalmente realizada, es única y hacerlas en masa afectaría la calidad del producto y la esencia de su trabajo. 

Materiales

• Cuero de vaqueta, gamuzón

• Grabadores

• Compás, martillo, tenazas

• Modelo o plantilla 

Elaboración

• Tijeras

• Un punzón, un mazo

• Un bloque de madera

• Herramientas

Se requiere mandar hacer el casco de madera o "alma" y los aditamentos de fierro como aros y hebillas. El trabajo comienza con anterioridad al armado de las monturas, ya que ellos mismos curten los cueros. 

La montura se arma con vaqueta y consta de falda, asiento, basto, grupera, cincha y estribos, además de los pellones, que deben colocarse sobre el armado y de la alfombra que va entre la montura y el caballo. Lo primero es preparar el cuero de vaqueta, frotándolo con una especie de mantequilla o grasa natural, para luego secarse al sol por quince días. Terminado este paso, se procede a remojar y lavar en agua hirviente la vaqueta, que es puesta a secar nuevamente y en este momento se podría decir que el material está listo para ser trabajado. Con muchos instrumentos especiales, se comienza a trabajar sobre la vaqueta, ayudándose con el modelo seleccionado y las medidas requeridas, se dibuja sobre el cuero las diferentes piezas que comprenderá la silla, luego estas piezas son cortadas a mano con la asistencia de una cuchilla especial. 

Lugares donde se puede encontrar

Talabartería Castañeda en la Calle Urbina y García Moreno en el Cantón Píllaro. 

Compartir: