Sombreros artesanales de paja toquilla

Los afamados "Panamá Hat" o "Sombreros de paja toquilla" se producen en Ecuador en las provincias de Manabí y Azuay. Su calidad y diseño trascienden las fronteras ecuatorianas llevándolos a tiendas en Boston, Nueva York y París.
 
 
 
 

¿Qué debes saber?

  • El tejido de la paja toquilla se utiliza para la producción de sombreros y diversidad de artesanías en las que también participan los tejidos de mimbre.
  • Sombreros de mocora, hamacas de cabuya, bolsos, cestos; réplicas de arcilla de objetos precolombinos y hermosos adornos tallados de tagua, marfil vegetal, conchas marinas u otros materiales de origen natural, forman parte de esta tradición de la región austral del Ecuador y de la provincia de Manabí.
  • La paja toquilla proviene de la palma “Carludovica Palmata”, se la encuentra también en los paises del área andina como  Colombia, Perú y Bolivia, pero es en Ecuador donde se ha convertido el trabajo de estos artesanos en una industria, que exporta este producto, y sirve de impulso económico para varias familias que se encuentran involucradas,
  • El Tejido tradicional del sombrero ecuatoriano de paja toquilla (2012), junto al Centro Histórico de Quito (1978), las Islas Galápagos (1979), el parque Nacional Sangay (1983), el Centro Histórico de Cuenca (1999), el Patrimonio Oral y las manifestaciones culturales del pueblo Zápara (2001), el Qhapaq Ñan o Camino del Inca (2014) y la Música Marimba (2015), forman parte de los 8 patrimonios de la humanidad en custodia de Ecuador,  declarados por Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.
  • Cuenca es la casa del Museo del Sombrero de Paja Toquilla, un lugar que resume de manera formidable, toda la historia y evolución de esta artesanía, orgullo del Ecuador.

Los sombreros de Paja Toquilla 

El sombrero que las estrellas de hollywood aman, no es panameño, es 100% ecuatoriano. Realizado de paja toquilla, se ha conocido en el mundo como "Panama Hat" pero es fabricado artesanalmente en poblaciones del Ecuador como Jipijapa. Montecristi (provincia de Manabí) y Sigsig (provincia de Azuay).

Su calidad es indiscutible y ha sido bien apreciada por artistas, políticos, escritores y músicos como Theodore Roosevelt, Ernest Hemingway, Winston Churchill, Paul Newman, Charlie Sheen, Johnny Depp, Bruno Mars y muchas celebridades más, que han llevado una parte del Ecuador en sus cabezas. Una de las últimas celebridades que se fotografió con un sombrero de paja toquilla ecuatoriano fue el vocalista de la banda estadounidense Aerosmith.

Más que una prenda de vestir hecha en Ecuador, es una expresión viva del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Así lo declaró la Unesco el 6 de diciembre de 2012.

Se elabora trenzando y moldeando las fibras de la palmera toquilla. Mientras mayor número de fibras por pulgada cuadrada, su calidad es mayor.

Los sombreros son una pieza básica a la hora de ír a la playa, por salud y por estética. Hace tiempo, se utilizaban más discretos y pequeños. Los tiempos han cambiado y los modelos crecieron. Originalmente, el sombrero de paja toquilla solo era utilizado por hombres, pero, con el paso de los años, ha llegado a la moda femenina. Además, encontramos opciones distintas en accesorios, como aretes, carteras, boinas, canastos y bolsas que la utilizan en sus diseños. Una de las favoritas para este verano son las carteras de Malakíta, perfectas para utilizarlas en la playa o para cualquier look fresco y divertido.

Museo del sombrero de paja toquilla

En la casa Paredes Roldán, un interesante inmueble histórico con más de 150 años de antigüedad, funciona el Museo del Sombrero de Paja Toquilla, espacio que resulta ser ideal para quienes buscan conocer a fondo la historia y la realidad de una de las actividades más fascinantes del país.

El Museo nació como una iniciativa de la familia Paredes Roldán, la cual desde mediados del siglo XX se ha dedicado a la elaboración de sombreros de paja toquilla en Cuenca. La posibilidad de poner en valor esta actividad para el turismo hizo que en el año 2007 se creara un espacio que tuviera como principal objetivo enseñar, en forma didáctica y vivencial, la realidad del sombrero paja toquilla en Ecuador.

En la primera sala del Museo, el visitante encuentra una entretenida muestra de pinturas tridimensionales en donde es posible fotografiarse y obtener interesantes efectos con paisajes de fondo. En segundo lugar, es posible apreciar una sala con herramientas que se utilizaban para fabricar los sombreros a medida y otra sala en donde se ha replicado untradicional taller de compostura. Luego, un espacio creativamente decorado, permite comprender al visitante cuales son los primeros pasos para la confección del sombrero: la cosecha y el procesado de la fibra de la Carludovica Palmata y el tejido del sombrero ecuatoriano en manos de los artesanos.

Tras visitar las primeras salas, es posible acceder a la fábrica, en donde se realiza el tercer paso: la confección de la prenda de vestir propiamente dicha a partir del tejido elaborado manualmente en forma artesanal. Es posible aquí observar el trabajo realizado con las máquinas “maceteadoras”, las prensas de vapor y la confección de las bandas y tafiletes. Existe aquí un área para exhibición y venta en donde es posible admirar el producto terminado, con una gran variedad de estilos y diseños. Complementan el Museo una cafetería y una terraza-mirador con una magnífica vista del río Tomebamba y la parte sur de la Cuenca. Existe además una galería en donde esporádicamente se realizan exposiciones de arte.