Talladores de San Antonio

Los artesanos de San Antonio de Ibarra, son verdaderos artistas dedicados al tallado de madera, sus esculturas decoran retablos en varias iglesias de Ecuador y se cuenta que han llegado al Vaticano y Tenerife.
 
 
 
 

¿Qué debes saber?

  • San Antonio tierra de artistas, es una pequeña población totalmente dedicada al tallado de madera, esta actividad tiene su origen en el trabajo de hábiles artesanos que a fines del siglo XIX se dedicaban a tallar esculturas de imágenes religiosas.
  • Estos eran conocidos como "Santeros", además tallaban retablos y altares para las iglesias, posteriormente surgen nuevos motivos que fueron los mendigos luego surgen las costumbres que son parejas de indígenas en actividad de baile.
  • En la actualidad se han adoptado otros criterios que han variado los motivos originales: se hacen animales, desnudos, murales, bustos, rostros, figuras abstractas, entre otros.
  • San Antonio se encuentra ubicado a 6 km de Ibarra vía Panamericana. En el pueblo se encuentran varios almacenes, a los que acuden gran cantidad de turistas nacionales y extranjeros.
  • El 18 de septiembre del 2020, las técnicas y conocimientos tradicionales del tallado en madera de San Antonio de Ibarra, fueron incorporadas a la lista de patrimonio cultural inmaterial del Ecuador.
  • Las esculturas se venden informalmente en cada casa del centro poblado de San Antonio; existe una galería de gran magnitud en la que exponen las artesanías de exportación.
  • Las personas con mayores posibilidades tienen almacenes en sus viviendas.

Un terremoto marcó el inicio de la tradición

Cuando en el 16 de agosto de 1.968 un terrible terremoto destruyó una parte considerable de la ciudad de Ibarra, el presidente ecuatoriano Gabriel García Moreno dispuso las tareas de restauración de la ciudad, que incluyó todo un sistema logístico dedicado a la restauración de iglesias, altares y toda la imaginería que se perdió en el sismo.

García Moreno, convocó a artesanos y escultores en la población de San Antonio ubicada a 6 kilometros de Ibarra, marcando así el inicio de una tradición artesanal que se ha transmitido de generación en generación hasta nuestros días.

Una de esas generaciones lleva el apellido de Daniel Reyes, famoso maestro tallador de San Antonio de Ibarra, del cual en su honor se fundó el Liceo de Artes Daniel Reyes. Daniel Reyes quedó fascinado cuando observó como los maestros descubrian en los bloques de madera, los rostros de santos y querubines, desde ese momento volcó toda su vida al perfeccionamiento de esta técnica artesanal, para lo cual se inscribió en la Escuela Quiteña que llevó esta técnica a la gloría, durante los siglos XVII y XVIII en la Real Audiencia de Quito, .

No es exageración entonces, decir que los 700 talladores de San Antonio son auténticos herederos de la Escuela Quiteña.

Tallado en Madera en San Antonio de Ibarra

  • En general toda la población, hombres mujeres y niños participan de esta tradición, empezando como aprendices en cuanto terminan la escuela.
  • La madera más utilizada por los artesanos es el nogal ya que al trabajarlo no se deforma y es muy durable; además se trabaja en naranjillo, cedro y laurel.
  • A las maderas duras se las pone en reposo para depurarles y darles forma.
  • El primer paso consiste en la elaboración de bocetos y dibujos en papel, de la obra que se va a tallar, luego estos se calcan sobre la madera
  • Empieza así el trabajo de talado, luego el lijado, pulido y curado de la madera para evitar la polilla.
  • Finalmente se laca o pinta en policromía con lo que la pieza queda lista para la venta.
  • Todo este proceso demora entre una semana y un mes dependiendo del tamaño de la pieza.
  • Así se elaboran estatuas, murales, esculturas clásicas, esculturales abstractas, mendigos, flores, frisos, jarrones, cofres, marcos para cuadros, entre otras.
  • Formones y gurbias de todos los tamaños, entre otras herramientas, se utilizan en el proceso.
Share:

Recomendados