Trueque del Sol

Un lugar hermoso para pasar fin de año entre tradición y cultura es Atuntaqui en la Sierra norte del Ecuador.
 
 
 
 

¿Qué debes saber?

  • En Pimampiro se conserva y salvaguarda los tesoros del mundo más preciados como “El Trueque del Sol”.
  • Este evento que escapa del capitalismo habitual,  en donde se pierde el valor del dinero y se pone en alza el valor del producto en si, donde por un día se puede recordar lo más bello que nos dejó el mercadeo tradicional, recuperándose los valores de la reciprocidad y la generosidad en los intercambios.
  • El Pimampiro antiguo al ser un sector de producción masiva de hoja de coca, algodón y sal de mina, objetos muy preciados y cotizados por los aborígenes, se convirtió en un centro de comercio donde se aplicaba esta actividad de cambio, por este antecedente no es de dudar que todavía esta práctica se mantenga hasta la actualidad, es así que todos los años el viernes y sábado previo al inicio de Semana Santa, miles de productores y consumidores se dan cita al Polideportivo Municipal desde las 16h00, aquí no existe diferencia entre estos ya que todos traen algo y se llevan algo.

Una tradición que se mantiene por generaciones 

La ancestral práctica del ranti-ranti, como institución simbólica de intercambio de bienes y servicios, se ha recreado mediante la práctica vivencial y se ha reproducido hasta la actualidad en el caso del cantón Pimampiro donde el trueque, sigue perviviendo como una práctica que consiste en el intercambio de productos.

Cada año, durante las vísperas del Domingo de Ramos se practica el trueque colectivo con el aporte y participación de sus habitantes. La plaza del pueblo, se convierte en el escenario lleno de algarabía, son los productos agrícolas los que permiten el intercambio activo entre grupos de diferentes tendencias sociales y culturales. El trueque es una alternativa potencialmente permitida para atenuar en alguna medida los efectos negativos de la economía de mercado.

El intercambio de productos que conforman el simbólico proceso denominado trueque va tomando cuerpo y se va instituyendo como una práctica para romper el estereotipo de los mercados como instituciones económicas que siempre han estado ahí, sistematizando los intercambios de bienes y servicios entre sus habitantes.

Este sector norandino de la geografía ecuatoriana con su dinámica sociocultural y económica, regula el intercambio recíproco de dones y contradones: de objetos de consumo que por su espíritu de servicio se torna en un momento mágico e impresionante, porque el intercambio se convierte en un acto que satisface a quien ofrece y a quien solicita.




Publicado en:

Share: