Mantos Bordados en Quero

Doña Guillermina Villalba ha confeccionado tantas capas y mantos, que la han llevado a tener un enorme cuaderno, donde tiene registrados, las medidas y dimensiones de casi todos los santos y vírgenes del país.
 
 
 
 

Mantos Bordados

Origen

Las capas y mantos que visten a la Virgen recogen las emociones y sentimientos de aquellos hombres y mujeres que con devoción obsequian los bellos mantos, plasmando en ellos, sus ilusiones, anhelos, preocupaciones y agradecimientos. En consecuencia, la finalidad de los mantos busca ornamentar la imagen de la Virgen como expresión de amor, devoción y acción de gracias, que la Virgen recibe y devuelve en signos de protección y ayuda para sus devotos.

En Quero, las manifestaciones religiosas han estado siempre presentes, su patrona la Virgen del Monte, según los pobladores es la autora de varios milagros en la localidad, la devoción de su pueblo es grande y la engalanan con fastuosos mantos y capas bordados de maravillosos colores. 

Desde los 14 años de edad, Doña Guillermina Villalba aprendió el noble arte del bordado, sus comienzos fueron tristes y dolorosos, debido a circunstancias familiares que la llevaron a buscar desesperadamente un oficio para poder mantener a su madre y a sus siete hermanos. Entre lágrimas nos cuenta una anécdota muy personal: "Un día domingo, único día de feria en Quero en aquella época, no tenía para la comida, entré a la iglesia y me arrodillé ante el altar; Señor, ya son los 11 y no me has dado para comer, le dije; ¿cómo voy a llegar a mi casa sin comida?... De repente una mujer anciana, se me acercó y de un pañuelo blanco sacó un billete de cien Sucres y me lo entregó.... ¡Cien Sucres era mucho dinero! —Yo pensé que era una ofrenda para la iglesia, creí que quería que se lo ponga a la Virgen, pero la señora me cogió de las manos y dijo que era para mí, porque sabía que lo necesitaba". Emocionada quiso darle las gracias, pero no la encontró, busco por todos los alrededores de la plaza y jamás la volvió a ver. Esta experiencia fue crucial para la vida de Guillermina, porque asegura que fue la Virgen quien la visitó y desde aquel día se entrega en cuerpo y alma a la confección de los trajes, mantos y capas que la adornan. 

Ha confeccionado tantas capas y mantos, que la han llevado a tener un enorme cuaderno, donde tiene registrados, las medidas y dimensiones de casi todos los santos y vírgenes del país. 

Materiales

• Hilos para bordar

• Tambor

• Tela de Terciopelo o Gamuza

• Tela satinada (para el forro)

• Chaquiras, lentejuelas y pedrería. 

Elaboración

Lo más laborioso de este proceso es el bordado de las piezas, que se realizan individualmente para luego aplicarlas y volverlas a rebordar en el manto ya confeccionado. Escogido el tipo de bordado se dibuja sobre la tela, Doña Guillermina, por su experiencia, ya no lo necesita y lo hace sin modelo alguno. La tela dibujada con el diseño del bordado, es tensada con el tambor de costura y se introduce en la máquina de coser. Poco a poco se van dando las formas, que va variando con la tonalidad de los hilos, cada parte de bordado que se ve en el manto se realiza de la misma manera. 

Se confecciona el manto de acuerdo a las medidas y se colocan uno a uno los apliques bordados, las lentejuelas, chaquiras y demás objetos decorativos, luego se forra interiormente con la tela satinada para que no se vea ninguna de sus costuras, por lo regular se cose en el ribete final del manto un cordón decorativo. 

Lugares donde se puede encontrar

Taller de Costura "El Manto Sagrado" Centro de Quero. 
 

 


 

Share: