Girón Azuay

Ven Y Disfruta De La Mejor Gastronomia Del Azuay Aquí En Giron Un Canton Lleno De Cultura, Turismo Y Tradicion.

Descargas

¿Qué debes saber?

  • El Hornado es uno de los platos más apetecidos de Girón y lo podemos encontrar en el mercado municipal y en las diferentes  comunidades del Cantón. La presentación del Hornado es de la siguiente manera en el plato viene el mote acompañado del Hornado, la ensalada, unos esquicitos llapingachos de papa y para las personas que lo prefieran el delicioso ají.
  • Girón es conocida por sus lugares turisticos como el Museo Casa de los Tratados ,Cascada El Chorro, Valle de Yunguilla, Portete de Tarqui, Laguna de Zhogra, Fiestas Señor de Girón (Fiesta de Toros), Laguna de Buza, Cerro Mazta, El Aerolito, Laguna de Bestión. El Aerolito, es un montículo rocoso que constituye un hito que atrae la atención dentro del paisaje, se lo llama popularmente el Aerolito porque es una protuberancia de roca volcánica. Es un lugar que atrae mucho a los visitantes especialmente porque es apto para la fotografía, además se puede realizar excursiones hasta la cima del aerolito, desde donde la vista es impresionante.

Su riqueza histórica

El 20 de diciembre de 2006 Girón fue declarado Patrimonio Histórico y Cultural del Ecuador, en virtud de su «gran riqueza histórica, natural y cultural», pues la historia, la fe y la naturaleza se conjugan en el lugar. Su nombre se atribuye al español Francisco Hernández Girón, soldado del conquistador Sebastián de Benalcázar.

La población de San Juan de Girón se estableció hacia 1534. Antes de la llegada los españoles el territorio se llamaba «Pacaybamba», («Tierra de los guabos» en quichua). Al recorrer el centro cantonal se aprecia su arquitectura de viviendas y edificios patrimoniales de estilo vernáculo, pero también neoclásico como la sede del municipio, o contemporáneo, como la Iglesia Católica del Señor de Girón, donde se venera a esta imagen, conocida también como «Señor de las Aguas».

Lo más tradicional de la comida típica de Girón es el pan de almidón de achira y el caldo de mocho. Entre sus artesanías son notables las polleras y bordados de la parroquia San Gerardo.

Todos los días parten de la terminal terrestre de Cuenca autobuses de la empresa Girón que llegan al centro cantonal en menos de una hora.

Un lugar lleno de historia

Girón ha sido, tradicionalmente, llamado el histórico cantón porque en su territorio se libró la heroica Batalla de Tarqui el 27 de febrero de 1829, entre el ejército de la Gran Colombia, comandado por el Mariscal Antonio José de Sucre, y el ejercito peruano al mando del Mariscal José Domingo La Mar.

Se firmó el Tratado de Girón, que luego sirvió de base para la suscripción del Tratado de Guayaquil y más tarde del Protocolo Pedemonte Mosquera (1830). La Batalla de Tarqui esta considerada como el paso inicial para la creación de la República y del ejército ecuatoriano.

El ambiente topográfico constituye de por sí un lugar estratégico una verdadera trinchera al pie del Portete -Tinajillas, desde donde , siguiendo el curso del Río Jubones, se llega a la provincia del Oro con una exuberante agricultura , riqueza minera y puerto de excepcionales características. De esta manera , la Villa de Girón , se constituye en un paso obligado y estratégico entre la Costa y toda la región Austral del país. En este lugar , en la villa de Girón , se sello la bravura y el patriotismo ecuatoriano y se dio una lección al vecino del Sur. Hoy pensamos que después del Tratado de Paz, se ha consolidado la tranquilidad para la región fronteriza del sur del Ecuatoriano.

Tarqui ha sido testigo vivo de la estrategia de Sucre, aquel hecho bélico se dio de esta manera : Sucre, al mando de los batallones Yaguachi, Rifles, Caracas, Quito, Pichincha y Húsares, formados por ecuatorianos, colombianos y venezolanos, y comandados por los generales Juan José Flores, O´ Leary, González, León, Alzuro y los Coroneles Camarcaro, Urdaneta y 4600 soldados. Al amanecer del 27 de febrero, esos valerosos soldados derrotaron en las llanuras de Tarquial, ejercito invasor, compuesto de 8700 soldados, al mando del General José Domingo de la Mar, que venía invadiendo territorio Ecuatoriano . Este triunfo obligó al general peruano a firmar el Tratado de Girón suscrito por Sucre y O´Leary y, por parte del Perú La Mar , Gamarra y Obregozo , comprometiéndose el Perú a devolver esas provincias y además, a pagar los gastos que ocasiono la guerra y a liquidar la deuda peruana con Colombia .

La villa de Girón y su casa de los tratados constituye monumento vivo y la pagina histórica abierta , para recordarnos permanentemente los principios de nuestra nacionalidad, . La llanura de Tarqui , las montañas ríos , valles y parroquias de este histórico cantón constituyen la inmortalización de la gloria ecuatoriana.

El 5 de septiembre de 1893 a las 5 de la tarde, tiene lugar en varias zonas del austro un movimiento sísmico que ocasiona valiosas e irreparables pérdidas en todo el cantón, aquí Girón pierde su importante templo Colonial, y además sufre la avería de la importante, amplia y cómoda Casa Municipal, que desaparece casi por completo, haciéndose imposible alguna reparación posterior. El 27 de Julio de 21 1898 tiene lugar la primera sesión ordinaria del Consejo Cantonal para defender la estabilidad del naciente cantón que trata de ser nuevamente suprimido.

Construcción del Templo Matriz de Girón

La devoción al Señor de Girón, imagen muy venerada en toda la provincia, fue traída por el español Juan Salinas, el donante muere en 1582 y el Calvario referido llegó a su destino después de su muerte, el culto principia en la última década del siglo XVI o primera del siglo XVII, asignándole el Crucificado por su mayor población española y la importancia del templo colonial que tenía la forma de una cruz.

Desaparece la imagen original por obra de un voraz incendio en el año de 1862. El párroco de la época doctor Manuel Alvarado, ante la consternación general manda a reponer la imagen con el conocido artista Don José Miguel Vélez, imagen que asimismo es muy venerada por sus portentos.

Lugares turísticos

  • Cerro San Alfonso

Senderos de piedra y formaciones rocosas caracterizan al cerro San Alfonso sobre la población de La Asunción, una de las dos parroquias rurales gironenses.

Desde la cumbre del San Alfonso se puede apreciar los territorios de Girón y Santa Isabel. El área ha sido adecuada para facilitar el acceso de los visitantes a la cima.

  • El Chorro de Girón

A seis kilómetros del centro urbano, Girón detenta una de las mayores atracciones turísticas del Azuay, una catarata de tres caídas de agua de setenta metros de alto. La cascada de El Chorro puede verse desde muy lejos por su magnificencia. El ingreso es tarifado.

  • Casa de los Tratados

La Casa de los Tratados es un museo militar instalado en una casa centenaria. Aquí se escenifica la suscripción del Tra - tado de Girón, un acuerdo firmado el 27 de febrero de 1829 como consecuencia de la batalla del Portete de Tarqui, don - de se enfrentaron el ejército de la Repú - blica de Colombia, al mando del maris - cal Antonio José de Sucre, y las tropas de la República Peruana, al mando del ge - neral José Domingo de La Mar. La casa es parte de los Museos de la Defensa de las Fuerzas Armadas; se conservan armas usadas en la batalla, uniformes como los de la época, y distinto tipo de documen - tos. El ingreso es libre.

  • Portete de Tarqui

A 27 km desde Cuenca y a 12 km desde Girón está el parque cívico Portete de Tarqui, que rememora la batalla homónima, librada en 1829, entre los ejércitos grancolombiano y peruano. El Parque Nacional Militar Portete de Tarqui es un sitio memorial de quienes combatieron en este acontecimiento bélico. Un obelisco de mármol, de 1936, conmemora la batalla.

  • El Señor de Girón

El Señor de Girón es una fiesta en homenaje a la imagen homónima de Jesús crucificado, venerada por su carácter milagroso, y originalmente invocada para atraer las lluvias en tiempos de sequía. La escultura del Señor de las Aguas data de fines del siglo XIX, y ha sido atribuida al afamado escultor cuencano José Miguel Vélez (1829-1892). La fiesta dura siete semanas, entre la última semana de septiembre y la primera de diciembre. Los priostes son por lo general migrantes que llegan desde EE.UU., e invierten grandes sumas de dinero en su celebración. Más de diez personajes son parte de la conmemoración. Las festividades incluyen procesiones, comidas comunitarias y juegos como la «Fiesta de los toros», ritual de persecución y sacrificio de reses. Tras el desposte del animal se bebe su sangre, se cocina su carne y se la comparte con familiares de los priostes y vecinos.

 




Publicado en:


Publicado por: