Oña Azuay

Su población se constituye en su mayoría de personas de tercera edad, niños y adolescentes un lugar lindo para conocer.

Descargas

¿Qué debes saber?

  • Oña con una temperatura promedio de 15 °C y presenta una estación de lluvias de Enero a Mayo, el resto del año es soleado, con cielos despejados, asi como la población se constituye en su mayoría de personas de tercera edad, niños y adolescentes.
  • Su principal actividad económica es la agricultura

Entre pendientes y valles, a dos horas de Cuenca por la vía a Loja, se encuentra la cabecera cantonal de Oña. Por su territorio transitaron las tropas en la guerra peruano grancolombiana de 1829. Parroquia de Nabón hasta 1987, San Felipe de Oña fue proclamado cantón en 1991. El nombre proviene de una villa española en la provincia de Burgos.

En 2013 Oña fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación, pues es uno de los sitios privilegiados del Azuay desde el punto de vista patrimonial. Sus cons - trucciones no han sufrido un proceso agresivo de «modernización», y aún se puede apreciar importantes ejemplos de arquitectura vernácula.

Los materiales predominantes en las edificaciones que conforman el paisaje urbano de Oña son el barro, la madera y la piedra, proporcionados por el propio entorno natural. Al mismo tiempo, estos inmuebles, al igual que los de Susudel, son contenedores de conocimientos y técnicas ancestrales.

En Susudel, la principal característica del paisaje construido está determinada por la relación existente entre los hornos de ladrillo y la arquitectura vernácula en tierra, cuyos adobes son realizados en la localidad gracias a la disponibilidad de la materia prima y a los conocimientos de sus habitantes que preservan una memoria de los procedimientos técnicos de construcción.

A esta rica fisonomía urbana, se suma el imponente paisaje natural: el río San Felipe de Oña, la catarata de Cubilán, el Cañón de Uduzhapa, las Chorreras del río Rodeo, el mirador de Mauta y los sitios arqueológicos de Cubilán y Putushío.

Este último, en la parroquia El Tablón, fue un cementerio incásico que data del año 3 500 a. C, donde se encontraron diferentes vestigios arqueológicos como los hornos de fundición de metales más antiguos del Ecuador. A su alrededor se puede apreciar «El puente viejo», de unos 300 años de antigüedad y la «Casona Vieja de El Tablón».

En el ámbito del patrimonio inmaterial también cuenta con importantes manifestaciones tradicionales, tal es el caso de las festividades de mayo que, antiguamente, se relacionaban con la fiesta de las cruces y, en la actualidad, se conjuga con el homenaje a San Felipe, patrono del lugar; no es menos relevante la fiesta de San Jacinto.
También se debe mencionar una rica y diversa gastronomía, que va desde el dulce de zambo, la miel y la chicha de mishqui, hasta el «charqui» o «charque», carne deshidratada y salada que se seca al sol, sin olvidar el tequila «Trancahuaico», producido con el pulque destilado. Destacan de igual manera las antiguas técnicas artesanales, como el hilado de lana de borrego y el tejido en telar, de los que la asociación «Hatún Cóndor» es su mejor expresión. La empresa de transportes Oña o las unidades que viajan a la provincia de Loja son óptimos medios para llegar a destino.

Lugares turísticos 

  • La Bella de París

La Bella de París es el inmueble icónico de Oña. Construido a inicios del siglo XIX por Agustín Carrión, posee pinturas murales únicas de carácter costumbrista. Hoy es una biblioteca y un centro intercultural comunitario administrado por el GAD municipal.

  • Iglesia de Susudel

Esta capilla, concluida en 1752, es un hito en la expansión del cristianismo en tierras americanas. Se erige precisamente en un momento en que comunidades indígenas de Azuay, Cañar y Loja se rebelaban ante el poder central. El artista Juan de Orellana, autor de los frescos del Monasterio de la Concepción y del Carmen en Cuenca, es el artífice de las pinturas murales que decoran el interior. Destaca también el altar por su retablo de madera con pan de oro.

  • Mirador y colina de Mauta

Parte de la riqueza natural oñense es la colina de Mauta, localizada a 3 kilómetros del centro; antiguamente fue un pucará o fortaleza hoy destruida. Ahora es un mirador natural. Desde la cumbre es posible contemplar parte de Nabón y de la provincia de Loja. La colina es la sede de las fiestas de San Isidro Labrador, patrono del pueblo.

  • Cubilán

La cultura cubilán hace referencia a un conjunto de sitios arqueológicos ubicados en el límite que comparten las provincias de Loja, Azuay y Zamora Chinchipe. Se trata de uno de los asentamientos humanos más antiguos del país, de 12 000 años de antigüedad aproximadamente. Los sitios arqueológicos se encuentran distribuidos a lo largo del río Oña, afluente del río Jubones. Sobresale la cascada de Cublilán.

  • Las Tres Lagunas

Las Tres Lagunas, se encuentran a 21 kilómetros de distancia del centro parroquial, a una altitud de 3500 m.s.n. aproximadamente. Son famosas por su belleza, por las aguas cristalinas que nacen desde el páramo, y por la gran diversidad de su flora y fauna.

Allí crece la chuquiragua o flor del caminante, la valeriana, el tipo, la trencilla, la uña cushma, la poma negra, la congona o guayusa serrana, todas sirven para preparar bebidas aromáticas y tienen virtudes medicinales. No es menos importante la variedad de aves y animales: venados, osos, conejos y otros que viven en los bosques o pajonales. Las Tres Lagunas están ubicado dentro del Área Protegida Comunitaria Marcos Pérez de Castilla.

  • Cascadas El Rodeo

El río San Felipe que cruza el cantón tiene algunas cascadas como El Rodeo. Se puede llegar en vehículo hasta la planada de Cachihuayco, a 8 kilómetros del centro cantonal. Desde allí empieza la ruta hacia las cascadas. Su belleza primordial y paradisíaca nos recuerda el origen del mundo.




Publicado en:


Publicado por: