Quimsacocha Área Nacional de Recreación

Quimsacocha, que significa “Tres Lagunas”, es una planicie de vegetación y suelo de páramo, una extensa esponja que almacena gran cantidad de agua.
 
 
 
 

¿Qué debes saber?

  • LAGUNA DE QUIMSACOCHA, está ubicado en la cordillera Occidental del Ecuador, en parte del territorio de la parroquia Chumblín, Cuenca y Girón, a una altura que oscila entre los 3.600 y 3.964 metros sobre el nivel del mar, donde las temperaturas bajan de cero grados centígrados y en días despejados y hasta soleados sobrepasan los 10 grados centígrados.
  • Rodeados de picos y cimas, de cerros y colinas de caprichosas formas, se ubica la boca misma de la caldera del volcán Quimsacocha, de donde brotan a la superficie de la tierra pequeños chorros de agua. Pendiente abajo de la montaña estos forman varios ríos que llegan a los cantones Cuenca, Girón, San Fernando y en su recorrido son parte de otras cuencas hídricas de importancia siendo la del Jubones en el caso de este último.
  • La zona de la Caldera del antiguo volcán es un reservorio natural de agua y a su alrededor predomina un paisaje de coloridos matices ocres, amarillentos y verdes, que van desde pequeñas almohadillas a ras del terreno, pasando por pequeños arbustos verdes ,hasta bosques de mayor altura. “El conjunto de ríos que se originan en el área forma una cuenca de drenaje radial.
  • Esta forma se caracteriza por una red circular con canales que proceden de un punto elevado y corren hacia una corriente colectora principal que circula alrededor de la base de la elevación”. Dirigentes comunitarios opuestos a la explotación minera explican que esa red de drenaje está compuesta por las quebradas Sayacu y Gúlag que corren en dirección noreste para unirse con otros ríos y forman parte del Yanuncay.
  • Las quebradas Aguaorongopamba, Quinuahuayco, que van del noroccidente; Colloancay, Río Falso, Zhurucay y Lluchir de norte a sur, son parte de las corrientes principales conformadas por el río Tarqui, Girón y Jubones, los dos primeros en Azuay y el tercero que llega a la provincia de El Oro. Es fácil observar en el sector de Quimsacocha características hídricas, típicas de arroyos de alta montaña, especialmente arroyos de cabecera, caracterizados por pequeños volúmenes de agua con caudales estacionales, donde la trucha es la especie característica.
  • Una potencial zona colectora de aguas de infiltración se localiza en las lagunas de la cabecera alta de la quebrada Quinuahuaycu y la caldera del volcán Quimsacocha, donde se generan aguas subterráneas que se mueven a lo largo de las grietas, fracturas o fallas geológicas hacia las laderas bajas.

Quimsacocha, vida en el páramo

  • Suerte y una buena dosis de paciencia permitirían al visitante deleitarse con la fauna de Quimsacocha, hogar de aves, jambatos e insectos propios de la zona.
  • Lo que si es seguro conocer es la flora, el otro componente de un hábitat rico en diversidad, cuya cercanía cada vez más remota con los centros poblados genera incertidumbre en los amantes de la naturaleza.
  • Tal vez pocos puedan entender el comportamiento de los ecosistemas del páramo, pero su preservación es responsabilidad de todos. Arriba, sin poder hablar, los curiquingues, las gaviotas andinas, las águilas, las cyanolycas turcosas, los sapos, las lagartijas, hongos, flores, yerbas, pajonales, musgos... imponen su supervivencia al paso del tiempo, a la espera de no ser los últimos de sus especies.
  • La temperatura baja conforme sube la altura, el viento sopla y junta a las nubes que, caprichosas, ahuyentan a los extraños, lloran cuando estos insisten en quedarse. Piense bien, es mejor no verlos por no ir, que dejar de verlos porque ya no existen. 

Fauna y flora

  • En el período 2008-2009, técnicos de la Escuela de Biología, Ecología y Gestión de la Universidad del Azuay, UDA, realizaron una auditoría ambiental a las concesiones Cerro Casco, Río Falso y Cristal de la compañía minera Iamgold.
  • Registraron 15 variedades de aves; actualmente cuentan con una lista de 54 tipos, cuatro son endémicas para Ecuador.
  • En lo que a amfibios y reptiles se refiere, se encontró seis especies: cuatro de sapos y dos de lagatijas.
  • Para las evaluaciones del medio acuático se tomaron muestras de agua y se hicieron análisis físicos (olor, sabor, turbiedad) y químicos (presencia de elementos químicos, metales pesados y minerales).
  • Sobre las plantas, en las conseciones Cerro Casco y Río Falso se evidenciaron 72 tipos de plantas, de las cuales cinco son endémicas.
  • En la concesión Cristal, en 400 metros cuadrados, en un páramo no intervenido se detectó 52 clases de plantas, cuatro son endémicas.
  • En un área de 400 metros cuadrados, en el páramo donde hay plantaciones de pino se halló 30 tipos de plantas. En el bosque de polylepis se registró 42 tipos, nueve endémicas. En el bosque montano hay 51 clases de plantas, entre árboles, arbustos y hierbas, seis son endémicas. 

Recomendaciones

  • Se recomienda realizar reservaciones y conocer las regulaciones antes de la visita.
  • Vestimenta. Ropa abrigada, poncho de aguas o chompa impermeable en caso de lluvia o garúa. Calzado apropiado, tipo botines de media caña en caso de caminatas medianas o largas.
Compartir: