Echeandía

Un cantón que proyecta un modelo de vida sana para el Ecuador y el Mundo.
 
 
 
 

Al Occidente de la provincia, entre la sierra y la costa, se encuentra el cantón Echeandía, donde se asentaron grupos humanos en la zona que se conoce como el valle del Río Limón y la Cordillera del Chimbo. Muestra una marcada influencia de culturas reconocidas, como son: Chorrera, Milagro – Quevedo, Colorado-Cayapas y Guangala. Es una región que ha recibido migración de otras parroquias tras volverse muy popular debido al cultivo del caucho.

Con un clima tropical, no es sorpresa que la mayor parte de la población se dedique a la agricultura, con la producción de naranjas, café, cacao y caña de azúcar: deliciosos productos que resultan irresistibles a quienes llegan hasta esta zona del país.

La cascada de los Laureles es uno de sus atractivos y nos regala una caída de agua de aproximadamente 7 metros, rodeada de una exuberante vegetación. De igual modo es muy visitado el centro de recreación natural Poza de las Dos Bocas, a solo 20 minutos del cantón. Altamira, es un espacio ecoturístico que constituye un lugar de diversión y relax, donde se puede nadar, pasear por el bosque y disfrutar de ricos platos de comida típica.

Las temperaturas siempre agradables, pueden variar desde los 24 grados en las mañanas hasta los 12 grados en las noches. Su gente, mayoritariamente concentrada en la zona rural, da la bienvenida a los visitantes con un espíritu humilde y familiar que los hacen sentir como en casa.

Alcalde: Patricio Escudero Sánchez

Compartir: