Navidad y Año Nuevo en Mira

 
 
 
 

Durante la Novena del Niño, en forma creativa, cada barrio, institución o familia prepara el Pesebre en lugares apropiados.

Se realiza entonces el Pase del Niño en el cual niños y niñas ataviados por vistosos vestidos cargan la imagen del niño Jesús en su traslado a la Iglesia acompañados de emotivos Villancicos entonados por la Banda y por las coloridas luces de las centellantes candelillas las cuales dan un entorno alegre y emotivo a esta tradición navideña.

Luego de rezar la Novena en el Templo, la imagen del Niño Jesús es trasladado a otro Pesebre para repetir la mencionada jornada hasta el día de la Noche Buena.

Actos sociales y sobre todo la unidad familiar se consolida durante estas festividades, en las que tradicionalmente se comparten platos propios de la época como son los buñuelos con miel y una comida principal la noche el 24 de Diciembre.

El 31 de Diciembre los diferentes grupos deportivos, sociales o familiares, elaboran con mucha creatividad, gracia y buen gusto los años Viejos en distintos puntos de la ciudad. Las familias recorren los mismos disfrutando alegremente de los diferentes mensajes escénicos y escritos que se presentan y que hacen referencia a los hechos de mayor significación que se han realizados durante el año que finaliza. A las 12 de la Noche se realiza la quema de los años viejos luego de lo cual las familias se recogen a sus hogares para darse el abrazo de Año nuevo y expresarse los sentimientos de esperanzas y nuevas aspiraciones como también para participar de la cena tradicional.

Los Años Viejos son quemados a las 12 de la noche del día 31 de diciembre 

Compartir: