1. Ecuador
  2. Tungurahua
  3. Cevallos
  4. Aprende
  5. Artesanal
  6. Con madera

Calzado Masculino en Cevallos

Gustavo Martínez su historia como artesano comienza a los 18 años , se ha ido superando para tener su propia fábrica. Calzado Guzmar

Calzado Masculino en el cantón Cevallos

Origen

Para Don Gustavo Martínez, propietario de la fábrica de calzado Gusmar, su historia como artesano del calzado empieza a los 18 años, aprendiendo en los talleres artesanales, las técnicas del zapato trincado y mangleado, así compaginaba sus actividades artesanales con la de agricultor que hace un par de años era la principal actividad de Cevallos, pero con la erupción del volcán Tungurahua, los cultivos se destruyeron. 
Fue una época muy difícil para Cevallos, pero no un obstáculo para alcanzar el progreso. Es entonces cuando varios artesanos, deciden retomar las actividades de la zapatería, comienzan a capacitarse y a participar en diferentes ferias de calzado, mejorando cada vez más los modelos de producción, materia prima y maquinaria. 
En la actualidad esta fábrica de calzado produce 2.100 pares de zapatos mensualmente. Sus principales consumidores, vienen de ciudades como Quito, Guayaquil y Ambato, atraídos por la calidad de sus zapatos y sus económicos precios. 

Materiales

• Cuero animal que puede ser: piel de vaca, piel de cerdo, piel de cabra, cuero de caballo, cuero de ternero, cuero de reptil. • Fibras sintéticas - cloruro de polivinilo, caucho, plástico, cuero artificial (son utilizadas para el forro del calzado). • Suelas • Fibras, cauchos • Termo adheribles • Pegamentos ecológicos 

Elaboración

En los zapatos de fabricación industrial las plantillas se cortan a la medida adecuada con ayuda de una máquina para minimizar la pérdida del material. Los zapateros artesanales cortan las suelas una a una. El proceso es dividido en varias partes, una de ellas es el diseño, que consiste en dibujar el modelo a realizar, tomando en cuenta la temporada, materiales, forma, color y demás variantes. Teniendo el diseño se procede a moldearlo sobre la horma elegida. En el modelado, a la horma se le adhiere cinta de papel, de puntera a talón cuidando que no queden espacios vados, terminando esto se utilizan las formulas para colocar altura de talón, punto de apoyo, escote y quiebre del zapato. 

Dibujadas las partes del zapato en la horma con un estilete en dirección de la cinta (de puntera a talón) se desprende de la horma y se pega en una cartulina, ahí se afinan ángulos, rectas y se les dan las costuras necesarias. Se separan las piezas de frente y de forro, también las de la plantilla, se seleccionan y se acomodan en los lienzos para marcados. Grabados ya en la piel y en el forro deben cortarse y prepararse para el aparado. 
Teniendo las piezas necesarias, se engoman las pestañas interiores y se procede a coser las uniones, cuidando los márgenes de las costuras, se realizan pespuntes en la boca del zapato y en donde el diseño lo requiera. La pieza recortada se adhiere con pegamento de contacto a la plantilla y se dan los acabados finales. 

Lugares donde se puede encontrar

En todo el cantón Cevallos, principalmente en la calle González Suárez, donde se concentran en su mayoría los almacenes de calzado. 

20
5
10
50
6