Los Llapingachos de Doña Florinda

Podemos ubicar  una calle larga es uno de los rincones más antiguos y más bellos de la ciudad de Alausí. Al final de este estrecho sendero, de casas coloniales y balcones floridos, renace todas las tardes una tradición que se sigue cocinando en leña.
 
 
 
 

Dolores Morocho y su hermana son las actuales propietarias del puesto de llapingachos que comenzó su abuela y se hizo famoso con su madre, Florentina Llangari.

El negocio lleva en la calle Larga alrededor de ochenta años, y Dolores lo administra desde hace diez años.

El plato de llapingachos consiste en tortillas de papa rellenas de queso, acompañadas de huevos fritos y salsa de maní. En fiestas se le añade chorizo al plato. Para los clientes de esta hueca, el sabor de las tortillas es muy especial. Dolores señala que eso se debe al secreto que le dejó su madre, pero también al tipo de papa con el que prepara las tortillas que compra a productores de las zonas aledañas a la ciudad. Otra de las razones por la cuales tiene una fiel clientela, es porque sigue preparando las tortillas con carbón de leña. Sus clientes afirman que el sabor de las tortillas no es el mismo cuando se cocina a gas y que el toque del carbón es parte esencial de la sazón del plato.

Es por esto que muchos comensales oriundos de Alausí que han migrado a otras tierras, vienen a visitar y deleitarse con estos deliciosos “Llapingachos de Doña Florentina”.

Visita Alausí

  • Dirección: Simón Bolívar y 9 de Octubre
  • Atención: lunes a domingo, de 16h00 a 18h30