Ángel Barcia chef de Esmeraldas

Ángel, es un chef ecuatoriano de 30 años, apasionado de la gastronomía. La ve como un arte en construcción, además, considera a la gastronomía como una herramienta de crecimiento personal, para aportar al Ecuador.
 
 
 
 

Los aromas de la cocina de mamá

Entre sus recuerdos predilectos están los que tienen que ver con su madre cocinando deliciosos platos, cuando él era niño, ahí, al estar frente a esos aromas, supo que se dedicaría a la gastronomía.
A los 19 años empezó a estudiar formalmente la carrera, en ella también aprendió administración y nutrición, dos cosas que le apasionan. Ahora esas herramientas son vitales en su emprendimiento que lo ha bautizado como “La Casa de la Lasagna”.

Su referente del arte gastronómico en el Ecuador es: Mauricio Armendariz, porque siempre trata de innovar, hacer algo diferente para que nuestra gastronomía se dé a conocer en el mundo entero.

Pócimas mágicas, ¡no ingredientes!

Ángel asocia las hierbas y especies de Esmeraldas como la chillangua, el chirarán, el oreganón, el coco, a la esencia del Ecuador. Habla con gran emoción de estos ingredientes, como si fueran pócimas mágicas que harán irresistibles a los platos que cree, y créanme, lo son.

Considera que su aporte a la gastronomía está en curso, tiene un muy interesante proyecto para fabricar aceites extraídos de chillangua, chirarán, oreganón y otras. Esto con el fin de que en todo el Ecuador se conozcan estos aromas y sabores, y se trabaje con ellos.

Para él, un sueño que desea ver cumplido es que nuestra gastronomía alcance el mismo nivel o superior que gastronomías que son famosas como la europea, peruana, mexicana; porque sin duda tenemos una gastronomía muy rica, que debe evolucionar a alta cocina, sin perder la esencia.

Investiga constantemente y prueba con productos autóctonos, para sacar nuevos platos. Tiene un gran respeto por el producto ecuatoriano, eso hace que el tratamiento que les da a los mismos sea equilibrado en sus creaciones.

Una de sus recetas inéditas es un ceviche de mariscos, hecho con una base de esencia de coco combinadas con pulpa de maracuyá y aceite de albaca; creando una experiencia distinta para los paladares.

Ángel aconseja a los gestores gastronómicos del Ecuador que están iniciando, o que ya tienen su recorrido, que no se den por vencidos, que persistan en sus sueños, que prueben, que experimenten con productos ecuatorianos, que innoven, porque en la pasión que se le pone a algo está el triunfo, está la gloria.

Apoyó en el libro Cocina Orígenes de América con las receta de:

  • Encocado de Langostinos con salsa de aguacate 


Documentos Adjuntos:


Compartir:


Publicado en: