Historia de el Malecón Simón Bolivar y Avenida 9 de Octubre.

Aprende el origen de uno de los lugares turísticos de Guayaquil más conocidos y visitados.
 
 
 
 

Conocido originalmente como La calle de la orilla o Malecón Guayaquil, el ahora denominado Malecón 2000 recibió oficialmente el nombre de Malecón Simón Bolívar mediante una ordenanza Municipal, el 7 agosto de 1936, en homenaje al Libertador Simón Bolívar.

En 1560, debido a las inundaciones de los ríos Salado y Dulce, el manglar y los jaguales (árboles tropicales) que rodeaban lo que hoy es la avenida Rocafuerte, el capitán don Andrés Contero echó la base del malecón clavando dos filas de estacas incorruptibles a 18 varas sobre la playa en baja marea y rellenando el callejón entre las dos estacadas con tierra, piedras, conchas y desechos hasta cubrir las estacas, lo que formó una gran barrera.

Por 1696, tres años después del traslado de la ciudad al nuevo barrio, el Procurador municipal Sr. Alberto Rodríguez de Ribas propone construir un taller para almacenar y desembarcar la mercancía que entraba y salía se construye un cerramiento de cañas y bijao formando así la primera aduana.

En 1711, la calle de la orilla que empezaba desde el estero Villamar y terminaba en el malecón de estacas frente al Municipio (actualmente) se había convertido en un montón de covachuelas, ramadas, barracas, maderas, astillas y todo lo relacionado con un astillero primitivo de barcas.

1727 Un incendio arrasa todo el malecón y el barrio llamado del puente. Luego de la tragedia se dispone un nuevo plano de esa zona con calles anchas, principalmente en la orilla.

1741-1762 Durante este periodo se construyen un sinnúmero de fuertes militares, muelles y barcos en los astilleros para combatir a los piratas, lo que maltrataba poco a poco las playas del malecón.

1774 Francisco Antonio Fano propone hacer un malecón desde la Aduana hasta el Baluarte para los abastecedores directos del campo, contribuyen la gente del pueblo y los presos, además se prohibe la construcción de barcos.

1790 Se perfecciona el muelle de la ciudad que ocupaba casi toda la extensión del malecón (unas 900 varas) en tiempo de Aguirre Irisarri, uno de los pocos gobernadores que se preocupaba por el progreso de la ciudad.

1795 El Gobernador Interino Víctor Salcedo presentó un plano para continuar el malecón y el muelle.

1801 Se empieza a formar junto a la orilla un muro hecho de piedras y ladrillos desde el Estero de Morillo hacia el sur.

1815 El Gobierno emprende la obra del muelle entre auges y quiebras.

1820 M. Lafond describe al malecón Guayaquil como en forma de herradura hecho con una gran cantidad de conchas. Era el paseo habitual en las noches de luna y en las tardes de mucho recreo para las familias por su agradable vista sobre el río. Estaba frecuentado por toda clase de buques, canoas y balsas.

1823 Se le da todo el impulso a la obra dirigida por don Natal Malta. La obra comprendía entonces desde el Primer Estero hasta una rampa que debía hacerse entre las casa de doña Teresa de Carbo y de allí otro trecho hasta la casa doña Josefa Anzoátegui.

1825 La calle del malecón tomó el nombre de Bolívar en honor al general venezolano. EL intendente colombiano Paz del Castillo propone construir para vivanderos algunas covachuelas en las afueras del malecón. En este mismo año el Intendente Illingworth pidió la cooperación municipal para continuar con la obra del malecón que se iba a suspender por falta de 25.000 pesos, que finalmente fueron donados por los comerciantes.

1833 El amurallado llegaba desde Ciudad Vieja hasta el primer Puente (hoy la calle Roca) y para alzar el barranco se permitió arrojar las basuras del cacao, desde la calle Merced hacia el norte.

1931 El cabildo porteño resuelve nominar "El paseo de las Colonias" a la parte del malecón comprendida entre las calles Víctor Manuel Rendón y Diez de Agosto, en reciprocidad a la contribución de las diferentes colonias extranjeras que aportaron, a través del diseño, jardinería, mobiliario y colocación de monumentos, al embellecimiento de este sector. En este mismo año se elevó a treinta metros de altura la Torre Morisca del Reloj Público.

1936 Recibió oficialmente el nombre de Malecón Simón Bolívar mediante una ordenanza Municipal, del 7 agosto de ese año, en homenaje al Libertador Simón Bolívar.

1997.- La Fundación Malecón 2000 propone un ambicioso proyecto para rescatar la belleza y resaltar el valor histórico y comercial del Malecón Simón Bolívar. De ahí toma su actual nombre.


Compartir:


Publicado en: