Cerro Mandango en Vilcabamba

El cerro Mandango, ubicado en la parroquia Vilcabamba de la ciudad de Loja, es uno de los lugares mas visitados por los extranjeros, su impresionante forma que los ciudadanos del sector manifiestan, como la forma de una cara de un Inca.
 
 
 
 
  • Los incas creian que el mundo fue construido hace muchos años por una raza de gigantes que habitaban la tierra y que estos seres mitológicos modelaron la tierra a su antojo, la decoraron con animales, rios y todo lo que en ella reside.
  • Cuando los gigantes terminaron su trabajo, cansados por el esfuerzo realizado, se convirtieron en montañas para descansar eternamente y observar privilegiadamente su obra.
  • Es por esto, que cada vez que los incas encontraban una montaña con forma antropomorfa la honraban como un dios.

Subiendo a la primera cumbre del Mandango

  • Partiendo de Loja, tomamos un bus que nos llevó a Vilcabamba donde fuimos recibidos por un clima calido.
  • El valle de Vilcabamba esta ubicado al sur oriente de la ciudad de Loja que goza de noches de cielos despejados y  muchas leyendas. Aquí se encuentra el cerro del Mandango que en kichwa significa Dios acostado, y que en su tiempo fue adorado por los habitantes del valle ya que muchas personas creen que la gran roca tiene la forma de una cabeza recostada sobre la llanura, sin embargo desde otros angulos tiene la forma de un gigantesco templo.
  • A 10 minutos del terminal de Vilcabamba se encuentra la entrada al Cerro, el ascenso es dificultad intermedia, de hecho lo hacen adultos mayores y niños, pero ojo, recuerda que Vilcabamba tiene un clima calido.
  • Antes de iniciar el ascenso nos dejamos tentar por las delicias de los famosos tamales lojanos y ya en el camino saboreamos unas jugosas tunas, que son el fruto de unos cactus que florecen en el sector. 
  • Hay quienes dicen que la roca esta llena de energia y hay quien dice que en las noches se han visto ovnis, tal ves por esto es que en el sector hay lugares para hacer camping.
  • En la primera cumbre nos recibe una cruz, desde aquí solo quedan 30 minutos para llegar a la segunda cima

Subiendo a la segunda cumbre del Mandango

  • Desde la cruz, deberás atravesar por un camino arriesgado, lleno de adrenalina, en muchos tramos sentirás el vertigo de ver que a tu costado hay verdaderos precipicios
  • Llegar a la cumbre vale la pena, pues el Mandango te ofrece una vista de 360 grados desde donde puedes apreciar todo el esfuerzo realizado.
  • En la cumbre compartimos historias y leyendas que hablan de incas y El Dorado.

El descenso también tiene su magia, pues ya cansado el  vertigo vuelve aparecer para engañar a tus rodillas

Y tu que esperás, te animas a conocer el rostro del inca. 

Compartir: