Artesanías de paja mocora en Campozano

En la Parroquia Rural de Campozano las artesanías en paja mocora, mate, son la herencia de los ancestros aborígenes de la población, que eran hábiles tejedores.
 
 
 
 

La paja mocora procesada actualmente es exportada al Perú y cuyos centros de producción son las comunidades de Procel, Campozano. Agua Fría, Tierra Amarilla, Los Dos Ríos de Abajo, Los Dos Ríos del Centro, Los Dos Ríos de Arriba, El Rosario, La Balsa, La Curia, La Gloria, Río Chico, Las Guabas, El Ají, Voluntad de Dios,Paipayales y Las Casitas.

Actualmente los productores acopian, transforman y comercializan los productos primarios y elaborados provenientes de la paja mocora, constituyendo una alternativa de ingresos económicos para los pequeños agricultores y artesanos de la zona, pues durante años los primeros han venido cosechando y recolectando estos productos, mientras que los segundos hábilmente han trabajado seleccionando y procesando la cabuya hasta obtener una fibra fina que se comercializa con intermediarios ubicados en la parroquia y el cantón.

Las artesanías en fibras naturales de la paja mocora, están recuperando espacios en el mercado mundial como insumos ventajosos en sostenibilidad y protección del medio ambiente.

Ante el nuevo panorama mundial de apertura del mercado hacia la utilización de objetos de fibras y otros productos naturales, se hace necesario impulsar el cultivo, transformación, uso y comercialización de esta fibra. Los agricultores de las comunidades, pueden diversificar la fuente de ingresos mediante la producción de artesanías de la paja mocora como: tapetes, alfombras, cortinas, zapatillas sombreros, hamacas y otros productos.

En la zona de producción no existen empresas dedicadas a la transformación de semi-elaborados, por consiguiente; no se aprovecha el talento humano rural, y de esta manera se favorece al desplazamiento de mano de obra rural a las ciudades.

Tampoco se aprovecha la condición agroecológica que le hace ideal para la producción de materias primas de calidad.

Compartir: