Lugares turísticos de Gualaquiza

Ríos, cascadas y naturaleza los ingrediente perfectos para ser feliz, por eso te contamos cómo llegar a Gualaquiza, un lugar mágico.
 
 
 
 

¿Qué ver y hacer en Gualaquiza?

Si aún no conoces el cielo, debes viajar a Gualaquiza, un cantón mágico conocido por todos como el Paraíso de la Amazonia ecuatoriana. En este lugar los días nacen de lo profundo de la selva  y llenan de paz y serenidad. Los diminutos insectos dan vida a un espacio energético y misticismo compuesto por cientos de aves que impresionan nuestras miradas y generan el contacto más puro con la madre naturaleza.

Cuando camino por las calles de Gualaquiza veo una radiografía del pasado. Aún se contempla en sus casas la arquitectura vernácula y colonial. Los habitantes de este sitio muestran en sus prácticas rutinarias la esencia de su cultura, tradiciones, su forma de vida, su arte y su legado, que sentí durante su calurosa bienvenida.

Observé que los parques y jardines adornan la ciudad de manera maravillosa. La flora y fauna se unen para crear un entorno espectacular. Ingresé a la Reserva Forestal El Paraíso, a los parques lineales de la ciudad, el jardín Botánico El Gato, un espectácula que muestra la diversidad natural y la conservación de estos sitios que otorgan a Ecuador el reconocimiento de Destino Verde Líder del mundo.

Mi recorrido no solo fue por el centro de Gualaquiza, quise respirar aire fresco y sentir la energía de la naturaleza. Por ello caminé hasta la playa La Unión del río El Ideal. Al llegar repetí la palabra “wow” mil veces seguidas, por la belleza del lugar. El sol radiante, la arena y el agua cristalina se hicieron cómplices para que yo decidiera quedarme por un buen rato y casi para siempre.

Turismo de aventura en Gualaquiza

Este impresionante sitio es ideal para la práctica de rafting, kayaking, tubbing y natación. Cerca de allí encontré los ríos Cuyes, Cuchipampa y Zamora donde navegué en bote, luego caminé por las cascadas y chorreras las Gemelas, Culebrillas, Carmen, Tres Chorros, Tapir, Sacramento, Dolorosa y El Guabi. Mis energías quedaron más que recargadas. Sin duda, todos deben venir y dejar caer los chorros de agua de las cascadas sobre sus hombros.

Y esto no fue todo, guías del cantón me propusieron un reto: “ingresar a la Cueva de la Dolorosa”, el nuevo atractivo de Gualaquiza, donde es fascinante descubrir un mundo sombrío cubierto de estalactitas y estalagmitas que, según la historia, fueron creadas con el pasar de miles de años por las corrientes de agua. Cuando salía de la cueva, otro atractivo me esperaba el fantástico Callejón del Empalme, donde sin pensarlo practiqué rappel y canyoning por sus paredes y saltos de agua.

Por esto y muchas razones más, no puedes dejar de visitar los rincones más preciados de Gualaquiza de los cuales seguro te llevarás más de una postal, te contagiarás de la alegría de su gente y conocerás de primera mano su historia y su cultura.

Por: Wilo Prado


Compartir:


Publicado en: