1. Ecuador
  2. Napo
  3. Descubre
  4. Áreas protegidas
  5. Reserva ecológica

Reserva ecológica Antisana

La Reserva ecológica Antisana se encuentra en la región sierra del Ecuador,

Antisana - reserva ecológica

El Antisana es un majestuoso y misterioso volcán en la cordillera Oriental. Es el núcleo de esta área protegida en cuyo interior hay páramos y bosques andinos orientales. La actividad volcánica, el paso y retroceso de los glaciares y la evolución han creado en su territorio paisajes impresionantes y una vida silvestre muy diversa. Como espejo del volcán está la laguna de la Mica, de donde viene parte del agua de la ciudad de Quito. Aparte de la laguna, hay zonas pantanosas donde el agua se anega en época lluviosa, formando lagunas estacionales como la Santa Lucía o la Mauca Machay. En la reserva nacen los ríos que luego se deslizan por las laderas orientales y van a alimentar los ríos Coca y Napo; en el valle del Tambo hay aguas termales. Hasta hace algunos años era de difícil acceso, mas ahora es una de las áreas más fáciles de visitar desde la capital del país y otras zonas aledañas.

¿Qué debes saber?

Geografía

El volcán Antisana es el corazón de la reserva. Los paisajes de esta reserva y del vecino Parque Nacional Cayambe – Coca están marcados por la actividad volcánica del Antisana. La última erupción del Antisana fue de tipo lateral y ocurrió en la caldera de Muertepungo hace 300 años, conocida como “reventazón de Antisanilla” y es la que derramó la lava que se puede observar al subir a la laguna de La Mica. Las minas de piedra que se encuentran cerca y dentro del área son otros testimonios de esta actividad. Tras las erupciones se formaron "ujos de lava que eventualmente se solidi#caron y dejaron huellas indelebles en el paisaje. Los "ujos de lodo o lahares, productos del deshielo violento durante las erupciones, también han dado lugar a formaciones vegetales especiales con extensiones de líquenes en

Aspectos culturales

Tras haber estado en los territorios de etnias preincaicas, una buena extensión de los páramos del Antisana pasó a ser parte de las grandes haciendas desde la Colonia.
Es solo hace pocos años que el páramo que pertenecía a estas haciendas fue integrado al Sistema Nacional de Áreas Protegidas gracias a la creación de esta reserva ecológica. La principal actividad de estos latifundios en las partes altas se relacionó con la industria textil. Las zonas arenosas que se ven en las partes planas del páramo son producto de los millares de ovejas que pastaron en ellos por mucho tiempo. En la actualidad casi no se encuentra ganado ovino dentro de la reserva, ha quedado ganado vacuno y caballos cimarrones que sirven de alimento al cóndor andino y otras especies de fauna nativa. Las comunidades aledañas se dedican principalmente a la agricultura y la ganadería. El turismo y la investigación han reemplazado a la ganadería extensiva, y la compleja hidrología de la zona es ahora aprovechada para tomar agua de la laguna de la Mica y servir a la zona sur de Quito.

Como llegar

Desde Quito. Se toma la vía Quito – La Independencia – Quinindé (227 km) o la vía Quito – Sto. Domingo – Quinindé (218 km). De Quinindé se va por la vía a Esmeraldas por 12 kilómetros asfaltados, hasta el punto que indica Km 80, de ahí se continúa hacia la “Y” de La Laguna. Los accesos a la reserva son:

La Laguna. Desde la “Y” de La Laguna se toma la vía hasta la laguna de Cube, un total de 17 kilómetros de carretero lastrado. En invierno existen problemas con la vía y es necesario vehículos todo terreno para pasar; en verano se llega en bus sin problemas.

Desde Quinindé se puede tomar la cooperativa de transporte Quinindé que sale cada dos horas con destino hasta la “Y” de La Laguna.

Dágola-Mono. Desde la “Y” de La Laguna se llega hasta la comunidad El Edén del Dógola, por un camino de verano de 21 kilómetros; en época de invierno solo se lo puede hacer a pie o a caballo. Se llega en vehículos particulares hasta 5 kilómetros antes de la comunidad.

20
5
10
50
6