Cavernas del Ánzu

Es un conjunto de cavernas que se encuentran en toda el área del nacimiento del río Anzú, esto es al noroccidente de la ciudad de Puyo y al norte de la ciudad de Mera.
 
 
 
 

¿Qué debes saber?

  • Uno de los atractivos icónicos de Mera es el conjunto de cavernas del río Ánzu, formaciones naturales ubicadas a 30 minutos de la cabecera cantonal, en la vía de segundo orden que conduce a la Colonia 24 de Mayo.
  • Adentrarse en las cavernas puede ser una experiencia sobrecogedora, no obstante, bajo la supervisión de un guía en su interior podrá apreciar estalactitas, estalagmitas, estrechos, grandes salas y especies propias de los ecosistemas del subsuelo.
  • El principal atractivo de este lugar es la “Copa del Mundo” estalagmita de aproximadamente 1 metro de alto cuya forma nos recuerda al famoso trofeo del mundial de fútbol.
  • Este lugar se encuentra ubicado en toda el área del nacimiento del río Anzú, esto es al noroccidente de la ciudad de Puyo y al norte de la ciudad de Mera. Tomando el sendero de la colonia 24 de Mayo, se llega a una caverna llamada caverna del Anzú, ubicada a 500 metros del río Anzú. 
  • La bóveda de entrada a la caverna, tiene aproximadamente entre dos y medio a tres metros de alto por unos cuatro metros de ancho, luego se estrecha y el alto de la entrada llega a medir unos cincuenta centímetros de alto.
  • Cuenta con una temperatura promedio de 20 grados centígrados.
  • La cubierta vegetal de la zona en la que se encuentran las cavernas, en su mayoría, ha sido eliminada, porque se ha talado el bosque para hacer cultivos agrícolas o para sembrar pasto.
  • Sin embargo, por ser falda de montaña, donde nacen los ríos Anzú y Puyo, se observa una gran cantidad de pendientes, las cuales mantienen bosques secundarios con ciertos residuos de bosques primarios, así como también bosques secundarios avanzados.

Trekking hacia las “Tinajas del Ánzu”

Ubicado a 30 minutos desde la cabecera cantonal en la vía de segundo orden que conduce a la Colonia 24 de Mayo, es el sitio ideal para los amantes de la naturaleza y la aventura; acceder a este atractivo requiere de una caminata de aproximadamente 1 hora por un sendero ecológico, tiempo en el que apreciará la gran variedad de flora y fauna propias del bosque lluvioso. El atractivo está constituido por un conjunto de formaciones rocosas junto al río Ánzu, las que a manera de jacuzzis naturales permiten al visitante tomar un merecido descanso mientras se relaja en las cristalinas aguas.


Compartir:

Publicado en: