Vivero Guato

El cantón Cevallos es famoso por sus flores y sus frutas. En el Vivero Guato puedes comprar estas plantas y aprender todo el proceso de su cultivo.
 
 
 
 

¿Qué debes saber?

  • El Vivero de Ángel Guato, ofrece plantas medicinales, ornamentales y frutales.
  • Una planta de rosa injertada tiene un costo de 1 dólar. Las matas injertadas de frutas desde 2,50 dólares.
  • Los turistas pueden observar todo el proceso de producción de frutas y flores, desde la selección de la semilla, germinación, crecimiento, injertación, y preparación de plantas frutales para la venta.
  • Esta experiencia de turismo agroecológico, toma 10 minutos y no tiene costo.
  • El vivero está ubicado a cuadra y media del estadio del barrio Agua Santa.

Todo gira y gira.

Nada es casualidad en esta vida, hay momentos que uno comete el error de creer, que cada una de las actividades, ocupaciones y oficios que realizamos al cabo de los años, no mantienen una conexión. Y es un error, pues basta con regresar la mirada al camino recorrido, para entender como cada paso que dimos, tenía un objetivo preciso.

El camino de Ángel Guato empezó a muy temprana edad, cuando de niño sostenía el tallo de una planta, para que su padre colocará un injerto. Él recuerda la emoción que sintió al ver la concentración con la que su padre realizaba esa tarea, recuerda también como su padre le explicaba con detenimiento cada paso, cada alerta, cada recomendación.

Mis locas ilusiones me sacaron de mi pueblo.

Floricultoras de Píllaro, Patate, Quinche, Cayambe, Lasso, Latacunga y la sabana colombiana, son los escenarios en donde Ángel, dio los pasos necesarios que le llevarían al cantón Cevallos de la provincia de Tungurahua. Los pasos fueron variados, desde tareas sencillas al preparar la tierra, hasta otras más complicadas como las que se necesitan para adecuar un vivero. Pasos que le permitieron conocer diferentes climas, diferentes culturas de compradores y clientes, pasos que le permitieron enamorarse de las bondades de las tierras del Ecuador.

En este punto, usted, señor lector, se dirá que el objetivo de esos pasos estaba claro, obviamente el destino de Ángel tenia nombre y apellido: Un Vivero. Y en parte, usted tiene la razón, sin embargo, es importante precisar, que si bien, Ángel terminó su larga caminata al elegir las tierras del cantón Cevallos, como el destino para crear su vivero, la historia no termina ahí.

El vivero, solo marcó el inicio.

Y es que el vivero, es apenas el escenario en donde se concreta el objetivo de Ángel, pues resulta que todos los pasos que dio en su vida, lo prepararon para brindar experiencias de turismo agroecológicas, pues al igual que su padre, hoy Ángel, sostiene los tallos para que turistas completen la tarea, que requiere un injerto de un árbol frutal.

Compartir: