Totana - Semana Santa

Declarada de Interés Turístico Regional La Semana Santa es una de las mayores señas de identidad de Totana. De hecho, la costumbre más arraigada aquí es vestirse de nazareno. 
 
 
 
 

Semana Santa en Totana 2018

Todo gira en torno al negro, color que uniforma a toda la población y signo de identidad de los nazarenos totaneros desde el siglo XVII, siendo ésta la indumentaria que los regidores se ponían para participar en los actos de duelo. 

Durante la Semana Santa miles de nazarenos recorren las calles participando en los actos procesionales y saliendo de las filas para avituallarse en las casas de amigos y familiares que preparan viandas propias de estas fechas como la pipirrana, los paparajotes y las empanadillas.

¿Cuándo es la Semana Santa de Totana 2018?

En el 2018 se celebrará en los días 29 y 30 de Marzo del 2018

Programación Semana Santa de Totana 2018
 

Lo más especial

La posibilidad de que cualquier ciudadano vecino o forastero, aunque no sea integrante de ninguna Hermandad, pueda integrarse en sus actividades procesionales.

Las Procesiones más destacadas e importantes

La procesión más conocida es la del Santo Entierro, el Viernes Santo por la noche. Los catorce tronos que han participado en el cortejo procesional esperan ordenadamente en la Plaza hasta la llegada de la Dolorosa, que se introduce en la Iglesia de Santiago al son de los acordes de "Suspiros de una madre", interpretada por su orquesta de violines. Éste es el momento cumbre de la Semana Santa totanera.

La de mayor fervor es la Procesión del Silencio del Miércoles Santo. En ella sólo participan los hermanos cofrades de la Virgen de la Esperanza y del Cristo de la Agonía. Ellas van vestidas de manolas y ellos con una túnica negra y capirote morado. Todas las luces del recorrido se van apagando en el momento que pasa la procesión. El silencio de la noche es roto en varios puntos del recorrido por saetas que le cantan al Cristo. 

El acto más pintoresco es la Recogida del Viernes Santo por la noche. No es una procesión como tal, sino el recorrido que realizan los tronos desde la Plaza de la Iglesia hacia sus respectivas sedes, cuando La Dolorosa se recoge a las 3 de la madrugada. Miles de personas abarrotan la Calle Puente bajo un atronador sonido de tambores y el suave balanceo de las imágenes.

Novedadades que no te puedes perder en el Carnaval de Totana

Las imágenes de la Magdalena de Salzillo, la Dolorosa, que va acompañada de su orquesta de violines, Nuestro Padre Jesús, por ser uno de los que más devoción causa y el Paso de la Cena por su envergadura y su centenar de "ayudas". 

La "Rueda del Caracol" por parte de los Armaos y ver el traslado de alguna imagen. Para esto último, el mejor momento es la mañana de Jueves Santo, momento en el que todas las Hermandades y Cofradías proceden a trasladar sus imágenes pasionales desde sus respectivas sedes hasta el templo parroquial de Santiago, acompañadas cada una con su banda de tambores y cornetas, agrupaciones musicales u orquesta. De esta forma las calles de la ciudad se trasforman en un río humano.

DÓNDE VERLAS

La Parroquia de Santiago y sus alrededores, ya que todas las procesiones comienzan y finalizan en este templo. Otros puntos estratégicos son el Puente, la Plaza del Ramblar, la Plaza de J.M. Marín y la antigua Calle Cartagena.

Curiosidades

Se dan caramelos. 

Los "ayudas" portan a hombros los tronos gracias a una muleta que les sirve tanto de apoyo a la hora de dejar descansar el paso, como de instrumento para acompasar el ritmo de la marcha con la música, a través de golpes en el suelo. 

La Orquesta de la Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores, cuyo elemento de identidad son los violines. 

Las tabletas, que son un instrumento musical en forma de cruz griega o cruz de aspa, cuyos martillos giran sobre un eje y golpean la madera hueca emitiendo un sonido que sustituye a las campanas de la Iglesia de Santiago. Su sonido es constante durante todo el día de Viernes Santo. 

La bocina, con un expresivo sonido gutural y lúgubre, completamente diferente y único. Su gemido comienza a sonar en la noche de Miércoles de Ceniza hasta el Viernes Santo.

Más allá de Capirotes en el Carnaval de Totana

Una vez que has disfrutado de procesiones, bandas de tambores y cornetas... es de obligada visita el yacimiento argárico de La Bastida, su sistema de fortificación es único en época y por ello se la denomina popularmente como la Troya de Occidente.

No podemos dejar de visitar Sierra Espuña, el pulmón verde de la Región de Murcia y disfrutar de deportes como senderismo, rutas en BBT y por supuesto de la naturaleza en vivo observando a los animales que pueblan la sierra como los arruis.

¿Dónde se celebrará Semana Santa en Totana?

Almería

Semana Santa de Almería

Semana Santa de El Ejido

Semana Santa de Vélez Rubio

Cádiz

Semana Santa en Alcalá del Valle

Semana Santa de Arcos de la Frontera

Semana Santa de Chiclana de la Frontera

Semana Santa de Jerez de la Frontera

Semana Santa de Rota

Semana Santa de San Fernando

Semana Santa de Sanlúcar de Barrameda

Semana Santa de Setenil de las Bodegas

Semana Santa de Zahara de la Sierra

Córdoba

Semana Santa de Aguilar de la Frontera

Semana Santa de Baena

Semana Santa de Bujalance

Semana Santa de Cabra

Semana Santa de Córdoba

Semana Santa de Hinojosa del Duque

Semana Santa de Lucena

Semana Santa de Priego de Córdoba

Semana Santa de Puente Genil

Granada

Semana Santa de Granada

Jaén

Semana Santa de Alcalá la Real

Semana Santa de Martos

Semana Santa de Úbeda

Málaga

Semana Santa de Álora

Semana Santa de Antequera

Semana Santa de Archidona

Semana Santa de Málaga

Semana Santa de Marbella

Semana Santa de Ronda

Sevilla

Semana Santa de Las Cabezas de San Juan

Semana Santa de Carmona

Semana Santa de Castilleja de la Cuesta

Semana Santa de Écija

Semana Santa de Estepa

Semana Santa de Guadalcanal

Semana Santa de Morón de la Frontera

Semana Santa de Sevilla

ARAGÓN

Huesca

Semana Santa de Huesca

Semana Santa de Jaca

Teruel

Semana Santa de Calanda

Semana Santa de Teruel

Ruta del Tambor y Bombo

Zaragoza

Semana Santa de Zaragoza

ASTURIAS

Asturias

Semana Santa de Avilés

Semana Santa de Oviedo

Semana Santa de Villaviciosa

 

Con la festividad del Domingo de Ramos se abre el ciclo litúrgico de la Semana Santa y con él la posibilidad de expresar públicamente el testimonio de entrega de Jesucristo en su misión redentora. Centra la solemnidad de este día la entrada triunfal de Cristo en Jerusalén. Para rememorar este acontecimiento Totana celebra procesión, al menos desde el siglo XVII. Después de la Guerra Civil, con la colaboración de los maestros y alumnos de la ciudad, se adquirió la actual imagen de Jesús. Esta tradición continuó en Totana hasta mediados de la década de 1970 en que por razones litúrgicas fue suprimida de la procesión del Domingo de Ramos. En 1987 se recuperó esta práctica. Desde entonces el Ilustre Cabildo Superior de Procesiones organiza esta procesión, bajo la responsabilidad de una de las hermandades de Totana. La imagen de Jesús sobre la “burrica” participa en la procesión que desde el templo de Santiago recorre el barrio de Sevilla en la mañana en la que se preludia la Semana de Pasión.

Es Martes Santo un valioso preludio de las celebraciones que se van a vivir en Totana durante los días siguientes. Al concluir la celebración de la Eucaristía y cuando el reloj del templo parroquial de Santiago anuncia las diez de la noche se inicia la primera de las procesiones pasionarias de Totana. Nació esta procesión de Martes Santo, recogiendo una importante inquietud latente durante muchos años en el Ilustre Cabildo Superior de Procesiones. Comenzó a tomar cuerpo en el año 1997 y en la Semana Santa de 1998 se hizo realidad participando en dicha procesión las imágenes de Jesús Flagelado, Ecce Homo, Santa María Magdalena, San Juan y la Virgen de la Caridad, en advocación de la Soledad. Las hermandades que procesionan en este día renuncian a desfilar en la noche de Jueves Santo o en la mañana de Viernes Santo.

En la noche de Miércoles Santo, cuando en la torre del templo parroquial de Santiago suena la última de las campanadas que anuncian las diez de la noche y después de haber dirigido oración al padre, la Cofradía del Santísimo Cristo de la Agonía y Nuestra Señora la Virgen de la Esperanza inicia la procesión del Silencio. Las imágenes titulares son recibidas con recogimiento y piedad por la multitud de devotos que se congregan para saborear este emotivo momento. Esta procesión tuvo sus antecedentes en otros momentos de nuestra historia. Así, en 1943 desfiló una procesión penitencial y austera desde el templo de Santiago. En ella participaban las imágenes del Ecce Homo y la Virgen de los Dolores. Esta procesión que no duró muchos años, estuvo acompañada algunos de ellos por la orquesta de Nuestra Señora de los Dolores.

La mañana de Jueves Santo se ofrece en Totana plena de vitalidad, color y presencia masiva de vecinos que inundan las calles para admirar toda la belleza con que se muestran los pasos en su traslado desde sus respectivas sedes al templo parroquial de Santiago. En torno a las nueve de la noche comienza la procesión de Jueves Santo, una de las de más arraigo y tradición en el mundo nazareno de nuestra ciudad. A la cabeza de la procesión, al igual que en el resto de manifestaciones nazarenas, el estandarte del Ilustre Cabildo Superior de Procesiones. Le sigue, iniciando la carrera, el paso de Jesús y la Samaritana, la Santa Cena, la Oración en el Huerto, el Beso de Judas, la Negación, Jesús Flagelado, Ecce Homo, Nuestro Padre Jesús Nazareno, la Verónica, Santísimo Cristo de la Caída, Santa María Cleofé, Santa María Magdalena y la Madre Dolorosa. Avanzada la media noche, cuando la procesión regresa al templo de Santiago, concluye el primer tramo de un recorrido que se habrá de prolongar a lo largo del siguiente día.

En la mañana de Viernes Santo la procesión inunda las calles de la ciudad. Se continúa en ella una antigua tradición según la cual hermandades y cofradías vuelven de nuevo a procesionar con parte de los pasos que desfilaron en la noche anterior. Algunas de las cofradías que procesionaron en Martes Santo descansan durante la mañana y otras, como la de Jesús en el Calvario, con la escena del Lavatorio de Pilatos, sustituyendo a la Santa Cena y la Hermandad de San Juan Evangelista participan en esa radiante mañana.

En torno a las nueve de la noche se inicia el que será el último de los desfiles de Pasión, la procesión del Santo Entierro. Los pasos de la Elevación de la Cruz, Jesús Traspasado, Cristo de la Sangre, Jesús en el Calvario, Descendimiento, Nuestra Señora de la Caridad, Exaltación de la Cruz, Santo Sepulcro, Verónica, Santa María Cleofé, Santa María Salomé, Santa María Magdalena, San Juan Evangelista y Nuestra Señora de los Dolores componen el cortejo procesional de la que es la procesión más arraigada en el sentir nazareno de Totana. Avanzada la madrugada, cuando todos los pasos se hayan congregado en la plaza, la imagen de Nuestra Señora de los Dolores acompañada de los sones de su orquesta de violines cerrará la procesión de ese día y con ella la intensidad de una jornada que está enraizada en el sentimiento más profundo del alma de Totana.

La celebración de procesión en el Domingo de Resurrección tiene en Totana un hondo referente que se remonta a los primeros años del siglo XVII cuando la Cofradía del Santísimo Sacramento encargó una imagen de Cristo Resucitado para procesionar en la mañana de Pascua. Esta antigua práctica, al parecer, había desaparecido en el siglo XIX. Fueron varias las tentativas a partir de 1960, de celebrar de nuevo esta radiante procesión. A pesar de que estos intentos pretendían retornar a tan interesante evocación, ninguna de ellos llegó a materializarse. Fue en 1992 cuando la recién fundada Cofradía de Jesús Resucitado irrumpió con fuerza y vitalidad para procesionar en la mañana del Domingo de Pascua. Desde entonces su presencia y constancia ha ido en aumento mostrando año tras año la representación plástica del gozoso triunfo de Cristo sobre la muerte que, acompañado por la imagen de su Madre, la Virgen de la Alegría conforman un escenario de júbilo para la mañana de Domingo de Resurrección.

Compartir: