Pueblo indígena Kañari

El pueblo Kañari está asentado en la sierra sur, en las provincias de Azuay y Cañar.
 
 
 
 

¿Qué debes saber?

  • La lengua materna del pueblo Kañari es el Kichwa
  • El castellano es su segunda lengua
  • El pueblo Kañari está asentado en la sierra sur, en las provincias de Azuay y Cañar
  • Las comunidades Kañaris aun mantienen costumbres y creencias pro­pias de su pueblo
  • Este pueblo aun práctica la medicina natural, sobre todo en la comunidad

Ubicación

Esta asentado en la sierra sur, en las provincias de Azuay y Cañar. En la provincia del Azuay, en los siguientes cantones:

  1. Cuenca, en las parroquias: Baños, Molleturo, Octavio Cordero, Quingeo, Sta. Ana, Sidcay, Tarqui, Turi y el Valle
  2. Gualaceo, parroquias: Gualaceo, Jadan, San Juan, Zhidmad
  3. Nabón, parroquias: Nabón y El Progreso
  4. Santa Isabel, parroquia Sta. Isabel
  5. Zigzig, parroquias Gima y Ludo
  6. Oña, parroquia Susudel

En la provincia del Cañar en los siguientes cantones:

  1. Azogues en las parroquias: Pindilig, Rivera, Taday
  2. Biblián, en las parroquias: Biblián, Nazón, San Francisco de Sageo y Turupamba
  3. Cañar, en las parroquias: Cañar, Chontamarca, Chorocopte, General Morales, Gualleturo, Honorato Vásquez, Ingapirca, Juncal, San Antonio y Zhud
  4. Tambo, en la parroquia El Tambo
  5. Deleg, en la parroquia Deleg
  6. Suscal, en la parroquia Suscal

Organización sociopolítica

El núcleo organizativo del pueblo es la familia, organizadas en comunidades, siendo la máxima autoridad de todas las comunida­des la Asamblea Comunitaria; las organizaciones de segundo grado, unión de comunidades, son: el Congreso, el Consejo Directivo y el Consejo Ejecutivo; lo mismo ocurre en las federa­ciones provinciales.  

En la comunidad, el trabajo se organiza sobre la base de las nece­sidades comunitarias, necesidades que están enmarcadas en el mejoramiento de la infraestructura comunitaria, en la celebración de fiestas, en el mantenimiento de tradiciones, en la transmisión oral, en la práctica de los conocimientos ancestrales; prácticas que a su ves  son mecanismos fundamentales para fortalecer su identidad y el sentido de pertenencia.

Economía

El pueblo Kañari tiene una economía tradicional de autoconsumo familiar y otra que habla de su relación con el mercado local y provincial.

Cultivan: maíz, cebada, hortalizas, cereales, tomate riñón, tomate árbol, hortalizas, babaco, pimiento; además de las actividades agrícolas, crían ganado vacuno para proveerse de  leche y carne, producción que esta dirigida apara el con­sumo propio y para el mercado local, también se dedican en menor cantidad a la crianza de ganado porcino y ovino

En la misma medida se realiza la crianza de animales menores, como cuyes y conejos, animales que están destinados a cubrir la demanda de los mercados locales más cercanos a las comunidades de este pueblo. Otro de los ingresos económicos de este pueblo, son obtenidos por efecto de la migración de algunos habitantes de sus comunidades; fenómeno poblacio­nal que ha afectado seriamente la organización familiar y comunitaria.

Debemos subrayar que aproximadamente el 60% de las familias de este pue­blo dependen de los recursos que reciben de sus familiares que laboran en el extranjero, se calcula que por lo menos un miembro de cada familia ha viajado en busca de trabajo hacia Estados Unidos y España.

Vestimenta

Su vestimenta, consta de un sombrero de paño, pollera,  washka y blusas bordadas, en el caso de las mujeres; poncho, pantalón bordado con lana de oveja para los hombres. Traje típico que solo el 40% de la población de este pueblo la utiliza.

Costumbres y tradiciones

A pesar de que varias costumbres citadinas se han introducido en las comunidades de este pueblo, en especial en la juventud, las comunidades kañaris aun mantienen costumbres y creencias pro­pias de su pueblo.

Los conocimientos de siembra en relación a la temporalidad lunar, la relación de respeto a la naturaleza, de cui­dado a la tierra, el respeto al más anciano, son costumbres que se intenta mantener; la lucha en relación a lo citado es fuerte para este pueblo, por la gran influencia de costumbres urbanas, sus dirigentes actualmente están aplicando estrategias que bus­can fortalecer estas costumbres.

Sus creencias están ligadas a varias leyendas que corren de voz en voz en las comunidades de este pueblo como: la leyenda de guacamayas, la leyenda de culebritas, la leyenda de los cajones, la leyenda del jinete.