Recinto Casas Viejas

Casas Viejas es una comunidad situada en pleno Parque Nacional Machalilla, Cantón Jipijapa, Provincia de Manabí, Ecuador. Se encuentra entre las cuencas de los ríos Ayampe y Piña.
 
 
 
 

Cuenta con una población de aproximadamente 400 habitantes y está dividida por sectores: San Francisco, San Isidro, La Colombia, Rió Plátano, Los Manantiales, El Caucho, Vuelta Perdida y Río Chico.

La comunidad fue originariamente un lugar de caza, pesca y recolección de tagua.
Cuentan los pobladores que Casas Viejas tiene unos 120 años de antigüedad. Se fundó cuando en el lugar se establecieron los recolectores de tagua que llegaron desde Manta y Machalilla. En sus orígenes fue una ramadita y con el tiempo se convirtió en una casa de alojamiento para recolectores de tagua, cazadores y pescadores del río Ayampe.

Posteriormente fue abandonada hasta la ocupación existente. Sus habitantes pretendieron cambiarle el nombre por el de Santa Lucia pero dicha propuesta fue rechazada por el gobierno de la nación ya que la población se encontraba cartografiada con su actual nombre.
La patrona de la comunidad es la Virgen de Monserrate y sus fiestas se celebran el 12 y 13 de diciembre.

Sus principales atractivos son el museo, el apiario, donde se encuentra el conjunto de colmenas, y el sendero “Rescatando Nuestra Cultura”.

El museo consta de una colección de objetos precolombinos encontrados en los alrededores de la comunidad. La mayoría de las piezas son de cerámica Manteña aunque también hay elementos de las culturas Guangala, Engoroy, Machalilla, Valdivia y La Vega.

Entre los objetos se encuentra la piedra de metate con su respectiva mano de piedra, utilizada para moler granos; morteros para machacar cobre, plata, oro y otros metales; plomadas de piedra, que pudieron ser ulilizadas por los maestros constructores o como ancla de balsa; ollas para almacenar alimentos o granos, jugos y chicha.

También destacan otras piezas como figurines, sellos, agujas de hueso, mascarones que representaban el grado de poderíos con diferentes detalles como argollones, tanto narigueros como orejeros; conchas de corales con forma de argolla; silbatos colgantes de cerámica con formas humanas y animales como ardilla y oso; piedras de rayo con forma puntiaguda interpretadas como objetos de origen celeste o divino, y con propiedades curativas y supersticiosas.

La visita por el sendero “Rescatando Nuestra Cultura” está dirigida por los guías naturalistas del comité de Turismo Comunitario “Rescatando Atractivos Naturales y Culturales”. El sedero cuenta con 12 paradas y se incluye un descanso con hamacas y aperitivo para los grupos visitantes.

Otras actividades que se ofrecen son paseos a caballo, visita a las comunidades aledañas (previa planificación), o subir la parte alta de la montaña desde la que se puede observar flora, fauna y el mar en días despejados.

La comunidad dispone de alojamiento en la Casa Comunal, con cama mixta de caña guadua, alimentación en casas de familia y también se encuentra instalado el Albergue Comunitario Casas Viejas, de la Red Xipixapa/ Wankavilka.

Para animar la visita se incluye la actuación del grupo musical Los Tarritos de Casas Viejas.

Se accede a Casas Viejas desde Pedro Pablo Gómez o desde la Ruta 15 a la altura de La Rinconada , entre Olón y Puerto López. Si se entra a la comunidad por la carretera de la Ruta del Sol en La Rinconada, se podrá apreciar un mirador natural desde donde se divisan Montañita, Olón y en días claros Puerto Ayangue. Este acceso sólo es posible en época de verano ya que parte del recorrido se realiza por el cauce del río Ayampe.

 


Share:


Publicado en: