Complejo Patrimonial Todos Santos

El horno de leña donde se elaboran unos exquisitos panes, y las tradicionales rodilla de Cristo. La iglesia, el convento, la panadería y el restaurante forman parte del Complejo Patrimonial Todos Los Santos en Cuenca.
 
 
 
 

¿Qué debes saber?

  • Horario de atención
    •  Martes a sábado de 8h30 a 17h00
  • Dirección
    •  Calle Larga y Vargas Machuca

Hermanas Oblatas contribución gastronómica en la panadería

La orden de las Oblatas de los Corazones Santísimos de Jesús y María fue fundada en Cuenca por el padre Julio María Matovelle en 1892. Desde entonces, las religiosas de esta congregación han dedicado su vida y sus esfuerzos al servicio de los niños más desprotegidos a través de la educación.

Su convento funciona junto a la emblemática iglesia de Todos Santos, construida entre 1820 y 1924 en el lugar en donde estaba localizado el “Usnoceremonial de los Incas y en el que luego se levantaría la primera ermita de la ciudad.

En la actualidad la iglesia y parte del convento de las hermanas Oblatas forman parte del Complejo Patrimonial “Todos Santos”.

Estos espacios, que fueron restaurados gracias al apoyo del Municipio de Cuenca y otros organismos y entidades privadas, han puesto en valor auténticos tesoros culturales como son los elementos decorativos del templo y su campanario; los huertos y sus árboles patrimoniales; la antigua zona de lavandería del convento y por supuesto, el horno de leña más antiguo de Cuenca, en el cual aún se elaboran deliciosos panes tradicionales como las rodillas de Cristo, las costras, las cholas, los mestizos, el pan de choclo, etc.

Las hermanas oblatas han jugado un papel fundamental en la historia del barrio de Todos Santos, ya que en su afán por conseguir recursos para la educación de los niños que estaban a su cargo, se han dedicado, entre otras labores, a la panadería, desarrollando así un auténtico legado gastronómico que hoy en día es parte de la identidad de este barrio. De hecho, algunos panaderos del sector aprendieron este oficio tras haber colaborado con las religiosas en la elaboración del pan.

La panadería en la actualidad está abierta al público, el cual puede descubrir en ella los secretos para la preparación del auténtico pan cuencano y de exquisitos dulces típicos como quesadillas, alfajores, trufas y galletas. Son parte también del Complejo Patrimonial, el restaurante “Gastro Todosantos”, una galería de arte, el mirador del río, un salón de eventos y la cafetería “Puro Café”. Los recorridos en estos espacios son guiados.


Compartir:


Publicado en: