La plaza de Las Flores

Este ícono importante para la ciudad recibió el reconocimiento de la revista National Geographic, como el primero de diez mejores mercados de flores al aire libre en todo el mundo.
 
 
 
 

¿Qué debes saber?

  • La plaza de las Flores es un lugar ubicado en el Centro Histórico de Cuenca, donde alrededor de 25 vendedoras de flores y plantas, se colocan con carpas a expender todo tipo de flores, por lo que se ha vuelto un lugar turístico y tradicional para Cuenca.
  • Tantos turistas nacionales como extranjeros visitan la plaza a diario, porque no sólo llama la atención su colorido, sino también el olor dulce que tienen los pétalos de rosas, margaritas, astromelias, crisantemos, entre otras que son las más vendidas según comentaron las comerciantes.

En su libro las “Cuatro estaciones de Viaje”, la revista internacional National Geographic ubicó en el primer lugar de su top 10 de los mejores mercados de flores al aire libre, a la tradicional Plaza de las Flores, ubicada junto a la Iglesia del Carmen de La Asunción. Según la revista, este es el principal atractivo de la ciudad de Cuenca, superando incluso a las más de 50 iglesias de la época colonial española que están en el Centro Histórico. Además de la apertura diaria de la plaza, la publicación destaca la sombra que este lugar recibe de la iglesia de La Catedral de la Inmaculada, considerada símbolo de la ciudad, así como la variedad de flores, plantas y especies que se ofertan en el sitio.

La hermosura, explosión de color, variedad de flores, aroma y la amabilidad de las vendedoras han ubicado a la Plaza de las Flores de Cuenca como el mejor mercado de flores al aire libre sobre destinos como Marché Aux Fleur, de Francia; el Bloemenmarkt, de los Países Bajos; el Campo Dei Fiore, en Italia; el Adderley Street Flower Marker, de Sudáfrica;  el Phool Mandi de India y el Pak Khlong Talat, de Tailandia.

Junto a la Iglesia del Carmen de La Asunción, a comienzos de los años sesenta se estableció un mercado para la venta de plantas y flores naturales, hoy plaza emblemática por su oferta botánica, por su explosión de fragancias y colores. En 2014 encabezó el ranking de mercados de flores en el mundo, según la revista National Geographic. Vecino de la plaza es el convento de clausura del Carmen, establecido en 1682. Más tarde se construyó su iglesia, una de las majestuosas estructuras religiosas de Cuenca, cuya portada tallada en mármol y sus columnas salomónicas son un magnífico ejemplo de la arquitectura barroca. El interior destaca por sus altares, sus imágenes religiosas, y su decoración de estilo colonial. Las monjas, como parte de su trabajo, preparan una afamada infusión de flores, el «agua de pítimas», de propiedades medicinales, que se expende en una tienda junto a la plaza.




Publicado en:

Compartir: