Puente Roto

​Recuerdo de un torrente irrespetuoso, que arrastró con casi todo, y dejó este mensaje en el tiempo. Descubre aquí su ubicación, historia y más.
 
 
 
 

Puente Roto Cuenca

El puente roto es uno de los lugares turisticos de Cuenca en la provincia de Azuay, construido entre 1840 y 1850 por Juan de la Cruz Pigara, esta gran estructura arquitectónica enlazaba la Cuenca Histórica con la parte baja de la ciudad.

Es el puente más antiguo de la ciudad y re inaugurado con una nueva estructura en 1961, luego de que el 3 de abril de 1950, por la gran creciente del río, se perdiera prácticamente su mitad.

Al pie del puente Roto, a la orilla del Tomebamba, quedan unos estribos de piedra, deteriorados, húmedos, en medio de vegetación y basura, parte de lo que el río se llevó el 3 de abril de 1950, cuando las aguas del llamado “Matadero” crecieron y fluyeron con fuerza destructora, dejándolo con la imagen actual, como si estuviera inconcluso.

Puente hecho de la piedra y hasta de sillares de mármol, todo con mortero de cal y arena, paredes que hoy están afectadas por la humedad y las lluvias. Desde arriba luce a plenitud el que fue antiguamente el puente de Todos Santos, maravillosa y gran obra de construcción, con sus bases de piedra y balaustrada de ladrillo que, en arcos sucesivos llegaba a la otra orilla.

Comenzó a construirse hacia 1849, siendo gobernador Jerónimo Carrión, pero hasta 10 años después no estaba terminado. Tras la creciente y cuando con los años se construyó un nuevo puente aguas abajo, perdió su nombre, adquirido a su vez por el puente nuevo que hoy se usa.

  • Puente Roto Cuenca Ubicación: Cuenca
  • Puente Roto Cuenca Dirección: Avenida 12 de Abril, Bajada de Todos los Santos, Cuenca, Azuay

Puente roto cuenca antes

En la antigüedad, el Puente Roto fue usado para reuniones y actos populares con motivo de las festividades de aniversario de Independencia de Cuenca cada 3 de Noviembre. Igualmente se aprovechaba como mirador o tribuna para apreciar las serenatas y encuentros juveniles de ese entonces. Hoy es el espacio de arte y venta de artesanías junto a conciertos de rock y música latinoamericana en las fiestas de noviembre.

Historia del rio tomebamba cuenca ecuador  El Río Tomebamba es un río de Ecuador. Corre a lo largo de la ciudad de Cuenca y es el más importante de los cuatro ríos que la atraviesan. El nombre de Tomebamba viene del Kichwa Tumipamba, donde pamba significa campo y Tumi es un árbol del cual se saca el Tumi, que es un arma para matar en forma de.

El río nace en el Parque nacional Cajas, en el sector denominado "Tres Cruces", y bordea el Centro Histórico de Cuenca. En este sector, se estima que hay 120 edificios en el recorrido del río Tomebamba y todos son bienes protegidos.

Cuando el río se junta con el río Machángara, forma el río Cuenca el cuál es afluente del río Paute. El agua del Tomebamba luego de pasar por otros ríos llega hasta el río Amazonas y luego al océano Atlántico. El principal afluente del Tomebamba, es el río Yanuncay.

Historia sobre el puente roto

Un verano inclemente en 1906 y el desbordamiento  del río Tomebamba en 1950 son los fenómenos climáticos extremos registrados en el siglo XX en Cuenca.

Al río Tomebamba, referente obligado de la cotidianidad de los cuencanos, con caudal exiguo en las sequías o inflado en tiempos de lluvia, se ha asociado y asocia el destino de la ciudad, entre la contemplación poética del paisaje o el terror de las inundaciones y catástrofes.

Han transcurrido 60 años de la mayor crecida del Tomebamba del que se tiene información probada, aunque no completa. El 3 de abril de 1950 aumentó súbitamente el caudal, provocando al paso la destrucción de viviendas, cultivos y puentes, mientras la corriente arrastraba piedras, árboles, animales y talvez seres humanos.

Al parecer un deslave en la zona de El Cajas taponó el cauce y dio origen a un embalse  de al menos cinco millones de metros cúbicos de agua que, al desbordarse, arrasaron cuanto aparecía a sus orillas, con una crecida pico de 400 metros cúbicos por segundo a su paso por la ciudad.

El 3 de abril de 1950 el Tomebamba se llevó los puentes de El Vado, Todos Santos y El Vergel

Esa es la apreciación de Felipe Cisneros, ingeniero especialista en aguas, director del Programa de Manejo de Agua y Suelos (PROMAS) de la Universidad de Cuenca. Fue, en menor escala, fenómeno similar al de La Josefina, donde el derrumbe del cerro Tamuga el 29 de marzo de 1993 formó un dique y un lago de 250 millones de metros cúbicos que al desbordarse el 1 de mayo siguiente con una crecida pico de 10 mil metros cúbicos por segundo, produjo destrucción y catástrofe aguas abajo.

En 1950 el Tomebamba se llevó los puentes de El Vado, Todos Santos y El Vergel. El de El Vado lo había construido el arquitecto itialiano Martín Pietri entre 1811 y 1813 y el de Todos Santos el gobierno del Presidente Vicente Rocafuerte, hacia 1849. Los puentes de El Centenario y Mariano Moreno resistieron la riada.

Desde 1950 no se han producido crecientes mayores que esa, aunque no  hay información certera definitiva, pues las mediciones hidrológicas confiables son recientes. Además, el encauzamiento del río mediante muros ha profundizado el lecho, por lo que ha aumentado la capacidad de tránsito de las aguas y disminuido las posibilidades de desbordamiento.

Una isla de aproximadamente 60 por 40 metros, en las proximidades del puente de El Centenario, había desaparecido con la creciente de 1950, así como una gigantesca piedra redonda en las proximidades, a la que subían niños y jóvenes para lanzarse en nado a las aguas y de la que dan cuenta cuencanos que entonces eran menores.

Seis décadas después de la “famosa” crecida del Tomebamba, estas páginas rescatan fotografías que dan cuenta de aquel episodio hidrológico que es recuerdo e historia.




Publicado en:

Compartir: