1. Ecuador
  2. Tungurahua
  3. Baños de Agua Santa
  4. Gestores
  5. Gastronómico

Dulcería el Guayabal en Baños de Agua Santa

Observa la mejor agroindustria de la guayaba, adquiere sus deliciosos dulces y conoce su proceso de producción. Endulza tu paladar en Baños de Agua Santa, en la fábrica del Viejo Pedro.

¿Qué debes Saber?

  • Observación del proceso de elaboración de dulces de guayaba, arrope de mora y melcochas.
  • Admirar el proceso agroindustrial de la guayaba, para convertirlo en dulces de variadas presentaciones, adquirir distintas golosinas a costos sumamente accesibles que será una delicia para tu paladar.
  • Doña Teresa Freire y Don Pedro Espadas, son personas que han venido elaborando los dulces para ofrecerles al público la más variedad de sabores y texturas demostrando a sus visitantes el valor de su trabajo con una atención de calidad.
  • La Dulcería el Guayabal también es conocida como la Fábrica de Dulces del Viejo Pedro.
  • Estamos ubicados en la av. Amazonas entre Pablo Arturo Suárez y Julio Cañar. A 3 cuadras del terminal terrestre
  • Atienden de 6am hasta las 5pm De lunes a viernes. Y fines de semana hasta las 2pm.
  • Don Pedro oferta dulces de guayaba en distintas presentaciones, los costos varían de 0,08 a 0,35 de dólar. En cajitas de 0,10 a 0,30 de dólar. Las melcochas cuestan desde las funditas de 0,20 de dólar.
  • Está ubicado a tres cuadras del terminal terrestre, por la av. Amazonas entre las calles Pablo Arturo Suárez y Julio Cañar. Diagonal al estadio cantonal.

Dulcería El Viejo Pedro

Pedro Luis Espadas Lascano, es de la provincia de Pastaza. Nos cuenta que sus padres vivían en Madre Tierra, que es una parroquia del cantón Mera, al quedarse huérfano de padre migraron a la provincia de Tungurahua. Él buscó la manera de sobrevivir y mantener a su familia, por lo que fue a Ambato a buscar empleo, para esto, él tenía apenas 14 años. En Ambato aprendió el oficio de deleitar los paladares de los golosos. Un señor de apellido Mera fue quien le enseñó a hacer melcocha y dulce de guayaba.

Retornó a Baños de Agua Santa 2 años después, con el conocimiento adquirido inició su emprendimiento en el negocio de melcochas. 18 años lleva haciendo melcochas, pero hace 10 años tiene su dulcería. El emprendimiento es familiar, su esposa Blanca, su hermana Beatriz, su yerno e hija también trabajan con él.

Su emprendimiento contribuye al turismo, puesto que la fama de la melcocha y los dulces, son apetecidos por los turistas y viajeros

El proceso de fabricación de la guayaba es muy laborioso, pero su sabor vale la pena. Así: se lavan las guayabas, luego se cuecen 3 horas, va a la despulpadora y luego a una paila donde se termina de cocer, se le adiciona azúcar y colorante, a veces también le agregan extracto de mora. Luego, y dependiendo de la presentación que tendrá se las empaqueta (como en el caso de las que van en cajita de madera), o se las deja enfriar y se las corta (las barritas de guayaba).

El proceso de fabricación de la melcocha es menos laborioso, sin embargo, tiene su técnica y conocimiento. Se mezcla el agua con la panela, se le cierne, luego se le cuece y carameliza para enfriarle, batirle y darle forma.

Don Pedro nos garantiza un producto delicioso y bueno. Nos despide con un abrazo y nos invita a regresar pronto.

20
5
10
50
6