Iglesia San Antonio de las reales minas de Hatun Cañar

Cañar es un pueblo de recuerdos, de altura las estrellas y el milagro eucarístico del 24 de junio de 1958, precisamente en este templo y en la capilla de la colina de san Antonio.
 
 
 
 

Es así la gran tradición enriquesedora religiosa que ha venido manteniendo desde años, como el corpus Cristi, los jubileos , el rosario en el mes de maría , las procesiones religiosas y una de ellas en las que vamos a enfocarnos el tradicional pase de niño en el mes de Diciembre que a veces se realiza hasta en el mes de Febrero. Esta tradición religiosa se enfoca en la tradición religiosa Española, que nos dejaron , se asimilo en varias percepciones y costumbres adoptando variedad de contextos y formas según cada pueblo y recinto, también inluenciaba la persona que tenía más posibilidades económicas, el dueño de la hacienda, etc. Según se cuenta esta tradición tiene desde sus inicios de fundación, promulgado por las autoridades religiosas, como los obispos, párrocos y curas.

EL MILAGRO EUCARISTICO DE CAÑAR.

  • Un martes 24 de junio de 1958 Cañar fue testigo de un milagro eucarístico ocurrido en la capilla de San Antio ubicada a 3260  metros a nivel del mar, en este día Jesucristo se mostró a los fieles de diversas maneras especialmente con la imagen de la Santa Faz, en figura de Corazón de Jesús .
  • Esta capilla   se construyó en 1934 a raíz de haberse librado la población de la terrible peste bubónica ese favor se atribuyó al patrocinio del glorioso San Antononio de Padua.  
  • Las personas que estaban dentro de la capilla comenzaron a notar un hecho extraño en la sagrada forma expuesta en la custodia aparecía una mancha negra, luego se distinguió claramente la imagen del Señor en la Hostia; la  misma visión experimental varas personas que estuvieron en la pequeña capilla, una de ellas salía hasta la plazoleta y al grito de ¡milagro! ¡milagro! Comunicaba a los fieles y curiosos que esteban en ese lugar.
  • Y todo el grupo de personas también contemplaban la visión unos sin previo aviso y otros advertidos por sus compañeros

 


Compartir:


Publicado en: