Hostería Quinta Colorada

¿En busca de alojamiento con la mejor vista de la Sierra ecuatoriana? Ven a la Hostería Quinta Colorada y maravíllate con los hermosos paisajes de nuestra tierra.
 
 
 
 

¿Qué debes saber?

  • Está ubicado en el sector Pucará a 5 km de la vía Panamericana vía al cantón Sigchos, en Cotopaxi.
  • Ofrece servicios de hospedaje alimentación y actividades recreativas.
  • Precios:
    • Hospedaje por persona: desde los $25 dólares con desayuno ejecutivo incluido.
    • Restaurante: sus platos oscilan entre los $4 a $12 dólares.
  • El horario de atención es permanente las 24 horas del día tanto para el hospedaje como para el restaurante.

Hostería Quinta Colorada

Se encuentra ubicada cerca del cantón Sigchos, en la provincia de Cotopaxi y ofrece servicios de hospedaje, alimentación y actividades recreativas. Entre ellas: recorridos a la granja del lugar, exhibición de animales domésticos, cabalgatas, paseos a llama, tarabitas y más.

La hostería cuenta con 30 habitaciones y está dividida en dos secciones. En primer lugar, se encuentra el área antigua, que está conformada por habitaciones coloniales y luego se encuentra el pabellón del edificio que es el más moderno, para los turistas que buscan espacios más ejecutivos.

Marta García, su gestora, menciona que en las habitaciones de estilo colonial de la casona, suele merodear un fantasma que los turistas han descrito como una niña traviesa. Comenta que no le gusta el calor, por lo que cuando los turistas encienden el calefactor de las habitaciones, la niña de inmediato los apaga y empieza a mover cosas. Irónicamente, lejos de que este pequeño cuento macabro aleje a los visitantes, el efecto que causa es de asombro y admiración, por lo que en repetidas ocasiones la gente ha prometido regresar al lugar para ver una vez más a la niña traviesa.

Momentos como los relatados anteriormente, son los que Marta, más adora de su trabajo. Saber que puede sumar, aunque sea un poco, a la vida de las personas y que ellas le agradezcan por ello es totalmente gratificante para ella. Por otro lado, también siente mucho orgullo de haberse convertido en un engranaje del motor que dinamiza la economía de su comunidad. Comenta que no trabaja sola, también emplea a personas externas y, como no podía ser de otra manera, consume los productos locales de su sector para poder servir a sus habitantes.

Con esto en mente, Marta extiende una cordial invitación para quienes quieran aventurarse por la Sierra ecuatoriana, pues en la Hostería Quinta Colorada los esperan con los brazos abiertos.


Compartir:


Publicado en: