Fortín de la Planchada

El Fortín de la Planchada construido en 1647, fue uno de los baluartes coloniales para la defensa de la ciudad en contra de  los ataques piratas que intentaban saquear la ciudad.
 
 
 
 

¿Qué debes saber?

  • DirecciónCalle Numa Pompilio Llona, Barrio Las Peñas.
  • Los dos cañones ubicados en un redondel que parecerían estar listos para defender a Guayaquil, como sucedía en la época colonial y republicana
  • Hoy el lugar sirve para celebrar diversos actos culturales, presentaciones artísticas y exhibiciones artesanales
  • Fue edificado en piedra en el sitio más estratégico de la urbe, a la orilla del río para vigilar la entrada de las embarcaciones y proteger al primer asentamiento urbano que tuvo la ciudad al pie del cerro.
  • Según la historia, los antecedentes del Fortín original, datan del siglo XVII, cuando en 1624, desde ese lugar, los guayaquileños realizaron la defensa de la ciudad contra el ataque de los piratas holandeses liderados por el capitán Gubernant que trataron de saquear dos veces a la urbe. En la refriega perdieron la vida más de un centenar de soldados, que aunque lograron ganar la batalla, no pudieron evitar la destrucción de la ciudad.
  • El origen de su nombre tiene una historia muy singular. Por aquellos años en el sitio había grandes peñas y colinas rocosas que convertían el terreno en muy irregular. Para contrarrestar eso, los ciudadanos “planchaban” (aplanaban) la superficie con el fin de hacerlo plano. De ahí el nombre de Planchada que se mantiene hasta la actualidad. La historia dice que el terreno fue aplanado hacia 1690, para la fiesta del Corpus Cristi.
  • El Fortín de la Planchada, tiene un alto valor histórico pues fue uno de los escenarios de la gesta de la independencia de Guayaquil. Allí en la madrugada del 9 de octubre de 1920 el sargento Hilario Vargas y su tropa se tomaron el Fuerte Militar de la Planchada, con el apoyo de los habitantes del sector de  las Peñas que se adhirieron a la causa de la libertad.
  • En 1996,  fue  declarado Monumento Patrimonial por el Instituto Nacional de Patrimonio y Cultura (INPC).

¿Qué puedes visitar?

El Cerro Santa Ana

  • El Cerro Santa Ana de Guayaquil es un sitio de interés turístico. A 310 metros se encuentran restaurantes, cafés, galerías de arte, cibercafés y tiendas de artesanías. Está dotado de plazoletas, áreas verdes para recreación y descanso, su atractivo más importante que ofrece al turista es la vista majestuosa de Guayaquil.

La Plaza Mirador

Las casas patrimoniales del barrio Las Peñas

  • Sus casas de inicios del siglo XX, construidas en madera, de diferentes estilos, con influencia emuladas de Europa, con balcones tipo francés y ventanas tipo chazas para apreciar el río y con toques navales, dada la condición de ciudad puerto.
  • Las casas albergan galerías de arte y artesanías que transportan al turista a las tradiciones más vivas de Guayaquil

La vida nocturna de Cerro Santa Ana

  • Pero no se puede dejar de lado la vida nocturna del lugar que enciende el centro de la urbe porteña.
  • Allí se puede encontrar una amplia variedad de bares, discotecas y karaokes que reciben a los visitantes de martes a domingo.
  • Entre los bares destacados del Barrio Las Peñas se pueden mencionar Diva Nicotina, El Bar de Arthurs, La Taberna y más.

Las escalinatas de Cerro Santa Ana

  • A pocos pasos puedes encontrar las escalinatas.
  • Uno de sus atractivos son las 444 escalinatas que terminan con el faro y una vista panorámica de la ciudad.
  • Durante el recorrido hasta el faro se pueden probar distintos platos de comida que ofrecen los habitantes del sector.



Publicado en:

Compartir: