Estación del Tren Otavalo

El Tren de Otavalo

La estación de Otavalo, recientemente inaugurada y con un gran valor histórico dentro de la provincia de los lagos; es parte de la Ruta de los Mercados e iniciará en la blanca ciudad de Ibarra, recorriendo cuatro estaciones: San Antonio, San Roque, Antonio Ante y Otavalo.

Viajar en el tren entre las ciudades de Otavalo e Ibarra, no solo permite disfrutar del paisaje andino, sino es también una posibilidad de conocer las leyendas de la provincia de Imbabura. Los 120 pasajeros del viaje inaugural -15 de enero último-, por ejemplo, escucharon la fábula sobre el romance del taita (padre, en quichua) Imbabura y la mama (madre) Cotacachi, que relató una guía.

El Imbabura es considerado la deidad principal de los indígenas caranquis, parece contemplar a su amada Cotacachi, que tiene una escasa nieve en su cúspide. Las dos elevaciones son visibles en gran parte del recorrido por la renovada línea férrea de 27 km, que enlaza al Valle del Amanecer con la capital imbabureña. La mole de acero, que despacha una columna blanca de vapor, se abre paso.

Durante la marcha también aparecen comunas y barrios de los cantones Otavalo, Antonio Ante e Ibarra, algunas famosas por la habilidad de sus artesanos. Fernando Tulcanaso, vecino de Otavalo, recordó que cuando era niño el tren llegaba a la estación de esa ciudad siempre de una forma puntual.

El arribo de la caravana, que se desplazaba desde Quito hasta San Lorenzo, en el norte de Esmeraldas, o viceversa, también era la señal para ir a la escuela, describió Tulcanaso, en una velada cultural ferrovaria, efectuada el miércoles pasado.


20
5
10
50
6