1. Ecuador
  2. Sucumbíos
  3. Sucumbios
  4. Descubre
  5. Áreas protegidas
  6. Reserva ecológica

Reserva ecológica Cofán Bermejo

Fauna, flora y ecoturismo

Cofán Bermejo - reserva ecológica

rotectora de áreas con una accidentada e inaccesible topografía, por lo que son desconocidas para la mayoría de ecuatorianos.

Árboles robustos, otros que bordean los ríos y los gigantes que alcanzan 40 metros de altura, como el ceibo, aún no han sido objeto de ningún estudio biológico. Esto se debe a que la Reserva Cofán Bermejo, que colinda con territorio colombiano, es una de las más recientes áreas protegidas declaradas así por el Ministerio del Ambiente (MAE).

En la reserva hay tres comunidades cofanes. Especies escondidas. En los tres años que tiene la Reserva bajo la administración del MAE, se han encontrado especies como saínos, pavas de monte, nutrias, tapires, monos...

Esta selva verde que se conjuga con el café de ríos como el Bermejo o el Bocachico ha sido poco estudiada, pese a que alberga en su interior varias riquezas. Así lo afirma Stefany Vega, encargada de la Reserva.

En la zona, por ejemplo, a más de ser el hogar de decenas de árboles maderables y de animales que son blanco de la caza, también se han encontrado residuos de oro. Su biodiversidad se reparte entre los bosques nublados y los bosques tropicales.

“Por el mismo hecho de estar alejada y no tener contacto con otros asentamientos tiene una diversidad alta”, explica Vega. Durante los recorridos se han encontrado huellas de jaguar y venados.

En un recorrido por canoa en el río se pueden observar pocos ejemplares del árbol de ceibo. Esta especie es la más representativa en flora de toda la Amazonía aunque es una de las más buscadas por su madera.

Como una de las primeras iniciativas para cuidar de esta zona, el MAE involucró a esta reserva entre los proyectos del GEF (Global Enviroment Facility), en el que se analizan los paisajes de Cofán Bermejo. Otra de las iniciativas apuntan más al trabajo social y comunitario con los habitantes y vecinos de esta área protegida.

Para cuidar de esta fortaleza natural, los integrantes de comunidades cofanes como la Chandia Na’en o Avié son los vigías que alertan a los guardaparques de cualquier peligro. De hecho, algunos guardaparques son de la nacionalidad cofán.

El recurso hídrico es el más abundante en esta área protegida. Una gran parte de ella está bañada por ríos que se forman en los bosques y que desembocan -en algunos casos- en pequeñas cascadas.

¿Qué llevar?

  • Ropa cómoda y botas de caucho. Gorra, bloqueador y repelente.
  • Agua o cualquier bebida hidratante. Frutas y dulces-
  • Cámara de fotos o video. Fundas para la basura y binoculares.
  • Permiso del MAE para ingresar y pedir la ayuda de un guía.

Fuente: El Comercio