Playa Canchimalero en Esmeraldas

Canchimalero, además de sus playas y caminatas, es también importante por su celebración de San Martín de Porres, tradicional del Santo Negro que en este pequeño poblado ubicado frente al mar es el eje de una visita a los atractivos culturales.
 
 
 
 

¿Qué debes saber?

  • La playa de Canchimalero y Las Peñas, son las más populares del cantón Eloy Alfaro de la provincia costera de Esmeraldas (norte), tiene playas vírgenes, paseos por el manglar y una mezcla de turismo religioso y cultural
  • El acceso a esta localidad es por la carretera  E-15 hacia el norte, desde la capital provincial, Esmeraldas. También se puede llegar por la carretera E-10 por la vía QuitoIbarraSan Lorenzo hasta el balneario Las Peñas. Luego se ingresa a la parroquia de  La Tola hasta que finalmente se viaja en lancha admirando un paisaje cien por ciento verde por una red intrincada de grandes brazos de mar.
  • Playa Bendita, lugar no habitado, con un recorrido de unos 15 km de playa son buenas opciones. También la  playa Canchimalero, con alrededor de 12 km de arena que se mezcla con los bosques de tierra. Algo que logran pocas veces ciertos poblados donde trabajan en conservar el ecosistema.
  • Además de las playas se puede llegar a la población de La Barca para la realización de una  caminata. En tres horas se puede observar grandes manglares de tres especies e internarse en ellos.
  • Igualmente se puede hacer un recorrido a través de los túneles de Manglar. Un recorrido por pequeños ríos para admirar este ecosistema y las especies que alberga. Hay que viajar en  botes sin motor para no alterar la normalidad de las especies y poderlas mirar. 

San Martín de Porres en Canchimalero, la gran procesión del río

Canchimalero, además de sus playas y caminatas, es también importante por su celebración de San Martín de Porres, tradicional del Santo Negro que en este pequeño poblado ubicado frente al mar es el eje de una visita a los atractivos culturales a inicios del mes de noviembre.

Si bien la primera idea que se viene a la mente cuando se pienza en una procesión, es la de devotos caminando por las calles de una población, en Canchimalero la peregrinación se realiza a través del mar, a bordo de lanchas que atraen a unas 5.000 personas. Allí se juntan turistas, devotos, pobladores y demás. Es tanta la llegada de gente que el graderío del pequeño malecón se cayó en una ocasión.

De cada pueblo, decenas de embarcaciones bajan por el río Santiago en dirección a Limones, en donde una gran balsa lleva a bordo al Santo y lidera la procesión rumbo a Canchimalero.

En la fiesta del Santo negro, se escuchan arrullos, alabaos y rezos al ritmo de la marimba, todo en medio de los brazos de mar, que recibe todo tipo de pequeñas embarcaciones repletas de devotos. En Canchimalero, San Martín de Porres luce una capa blanca, que lo hace relucir en medio de las embarcaciones.

Cuando ya se puede divisar la playa de Canchimalero, el ambiente se vuelve intenso, la euforia de los devotos se expresa en los ritmos de tambores, las arrulladoras bailan y cantan, alistandose para el desembarco, donde el Santo inicia su peregrinación a la iglesia.

Durante los festejos de noviembre, este pueblo afroecuatoriano, organiza actividades turísticas, tours acuáticos que parten de Borbón o La Tola, pasando por Limones hasta llegar a Canchimalero en donde se realizan ferias artesanales y gastronómicas, donde se destacan los encocaos de jaiba, cangrejo, pescado y langostino. 

Playas más hermosas de Esmeraldas

Compartir: