Santuario de la Virgen del Rosario Shanshipamba

 
 
 
 

¿Qué debes saber?

La aparición de la Virgen del Rosario

Hace muchos años atrás, una niña muy humilde de la comunidad de Shanshipamba acostumbraba ir a la quebrada de nombre Santa Isabel a lavar la ropa, dar agua el ganado, etc.  Un día como de costumbre se dirigió a la quebrada a cumplir con sus quehaceres, cuando llegó al río de pronto vio una luz que la encegueció por un instante, luego vio con sorpresa que una hermosa mujer le sonreía y suavemente le hablaba con afán, le preguntó si sabía rezar a lo que la niña respondió que sí.

Este encuentro con la señora se dio por muchas ocasiones pero la niña no sabía con quién conversaba y a sus compañeras siempre les contaba lo sucedido.

En uno de estos encuentros la señora le dijo a la niña que era la Virgen María, Madre de Dios y que venía del cielo para librar a la gente del pecado, recomendaba que todos rezaran mucho por la salvación de sus almas y que converse a la gente de este inusitado encuentro.

La niña corrió a la comunidad y comentó lo sucedido a sus padres y demás personas, pero nadie le creyó. Con el paso del tiempo y ante la insistencia de la aparecida, la niña insistió sobre este encuentro con María hasta que alguien le creyó, fue a la quebrada y constató que efectivamente la Virgen se había hecho presente en una roca del lugar.

Al avisar a la gente de la comuna, incrédulos acudieron al lugar donde pudieron mirar la silueta de la Virgen incrustada en alto relieve en una de las rocas del río; con una yunta de bueyes los más grandes quisieron halar la roca para llevarla a la capilla de la comunidad y no pudieron hacerlo aunque lo intentaron por muchas ocasiones.

Después de muchos intentos la niña pidió que se hale la roca con una yunta pequeña y lo consiguió, al llegar a la comunidad colocaron a la Virgen en la capilla y desde entonces es adorada por los fieles que acuden con mucha fe en busca de favores divinos.

En la actualidad su fieles, autoridades y más realizan cada año la Peregrinación, evento al que acude mucha gente de varios lugares del país y de la hermana Colombia para agradecer por los favores recibidos; además, se encuentran empeñosos de construir el santuario de la Virgen María del Rosario en el sitio de la aparición, es decir en la quebrada Santa Isabel.

Compartir: