Un buen ‘trip’ entre Bueyes de madera

Hace cerca de diez años, el sonido de la música hecha en Ecuador se diversificó como nunca antes.
 
 
 
 

La creación de escuelas de formación musical a nivel superior, la abrumadora incursión de nuevas tecnologías de comunicación, un buen número de músicos formados en otras ciudades del mundo y la facilidad de acceder a propuestas provenientes de todo el planeta a través del internet provocaron que surgiera un verdadero movimiento renovador en los sonidos hechos por estas tierras.

Bueyes de madera –los elegidos por Epicentro Arte en vivo para presentar el segundo videoclip de esta primera temporada, con el temaPlancton– pertenecen a una de estas corrientes de la escena independiente local y representan la toma de posta de una generación a su antecesora. Tres de los ‘bueyes’ –Bastián Napolitano, Matías Alvear y Pablo Vicencio– son hijos de altos referentes de la música hecha acá desde los ochentas: Héctor Napolitano, Álex Alvear y Mauricio Vicencio. Y también el pintor que completa la formación de la banda en vivo, Teo Monsalve, es hijo del maestro caleño Carlos Monsalve.

Bueyes de madera son producto de una camada resignada –o, más bien, entregada– a la contemplación de las cosas más simples. El caer de la lluvia, el silencio, el viaje sin planear o la inmovilidad de un abrazo pueden ser formas líricas para construir canciones contundentes como las compiladas en su primer CD-libro, titulado Apis, o como las de Ricardo Pita, Da Pawn, Cementerio de elefantes, La máquina camaleón y otros muchos más. Se piensa más en la experiencia sensorial que en el acabado producto sonoro por sí solo. Las notas son más largas sin vergüenza y las figuras de cada instrumento pueden repetirse sin cesar. Hay coros delirantes e imágenes, líneas vocales que evocan lo andrógino, cuerdas sencillas, redundantes hasta el trance, y con frecuencia se escuchan esos timbres de voz sin pretensiones que tienden al susurro, como si el mundo de hoy quisiera hacer sonar desesperadamente un secreto de siempre… O como dibujos.

Fuente: http://www.epicentroarte.com/un-buen-trip-entre-bueyes-de-madera/




Publicado en:

Compartir: