Caldo de patas

Este suculento potaje utiliza las patas de res y en ocasiones las manos. En los mercados de Quito, se ven alineadas las patas chamuscadas y luego lavadas con ayuda de piedra pómez. Sin cascos, limpias y troceadas van a la olla con abundante agua, cebolla, ajo, sal y orégano.

Avanzada la cocción se añade maní tostado y molido, además de mote pelado. Termina el proceso cuando se observa que los ligamentos se han desprendido del hueso y han comenzado a soltar la gelatina. Se dice que este potaje es un excelente calmante para los estragos de la resaca o chuchaqui, sin embargo, también combate la anemia.

 

Los platos más populares de Ecuador

20
5
10
50
6