1
2
3
4
5
6

Coplas del Carnaval de Licto Pawkar Raymi

En el carnaval de Riobamba se guarda una linda tradición que esperamos nunca se olvide, las hermosas coplas que son legado de varias generaciones atrás.
 
 
 
 

¿Qué debes saber?

  • En un carnaval que se respete, no pueden faltar las coplas.
  • En las parroquias rurales de Riobamba, entre sus habitantes destacan hábiles músico que con picardía llenan de risas los festejos.
  • De todos estos, los más famosos, son los músicos de Licto.

Complas del Carnaval de Licto

En esta esquina baila un payaso
Sale guambrita y dale un abrazo

Morenito soy, blanquito nací
Rondando tu esquina, ya color perdí

Hay de mi, hay de voz, en una cárcel los dos 
Comidos o no comidos, pero juntitos los dos

Eso que te digo, te digo no más,
haber si me quieres un poquito más

Alhaja compadre, alhaja comadre
Churumilasinga achupaya rin rin

Pero me he de ir, y no he de volver
Y esos tus ojos no me han de ver

Hay de mi, hay de voz, en una cárcel los dos 
Comidos o no comidos, pero juntitos los dos

Coplas del Carnaval de Chimborazo

Entre los cantones más destacados, siempre al ritmo de sus coplas en el Carnaval de Chimborazo, podemos nombrar:

  • Carnaval de Colta
  • Carnaval de Guano 
  • Carnaval de Penipe

Frases del Carnaval de Chimborazo

Antes cuando era chiquito
preguntaba qué es amor;
ahora que soy grandecito
toma por preguntador.

Aquí est á mi corazón
si quieres matarlo puedes;
como tú vives en él
si lo matas, también mueres.

Acábame de matar
bórrame de tu memoria;
y con eso no tendrás 
penas, rastro ni gloria. 

Aquí está mi corazón
en cuatro partes partido;
y en es a sangre verás
el amor que te he tenido. 

Cuando yo estaba en la cárcel
no me venían a ver,
ahora que ya estoy libre
dueña te quieres hacer. 

Cuando tengas un gatito
ponle el nombre de mimí;
cuando le hales el rabito
ahí acuérdate de mí. 

Cuando yo era chiquito
no sabía que es amor;
y ahora que soy grandecito
yo soy el maistro mayor.

Cogidos de las manitos
iremos a trabajar,
para conseguir dinero
para tener que gastar.

Cuatro cinco corazones
te diera si yo tuviera;
para chullíta que tengo
disponle como tu quieras.

Con la plata que ganamos
haremos el matrimonio;
cogeremos de padrino
a mi compadrito Antonio.

Cuando yo era solterito
no sabía que es sufrir
y ahora que ya soy rasado
ya no puedo ni dormir

Cuando te vayas al monte
no cortarás motilón;
cortarás la chilca verde
que ahí está mi corazón. 

Cuando estaba enamorado
shungu chaguan huarcaquini;
ahora que te olvidés
hungu huaran sicumino
tanda mishqui carnaval.

Dentro de mi pecho tengo
un torito carnicero;
todito él bañado en sangre
por un amor verdadero.

Dos corazones heridos
de la misma enfermedad;
ambos se dieron la muerte
por no decir la verdad.

De la peña vierte el agua
del agua nace un pescado;
de la boca de mi negra
un jazmín bien dibujado.