Familia Sosa - Bizcochos hechos en hornos de leña

Conoce y disfruta de los mejores bizcochos del Ecuador hechos en leña y con su receta secreta.
 
 
 
 

A pocos minutos del centro de Conocoto, podemos encontrar la casa de la familia Sosa, una leyenda desde hace 70 años apróximadamente en la tradición de los bizcochos. Rafael Sosa, quien es la tercera generación de su familia que mantiene esta encantadora tradición, nos cuenta que todo empezó con su abuelito, quien eleboraba bizcochos de forma completamente artesanal y al fallecer su hijo retoma este legado por gusto a la labor. 

Más adelante tuvo la iniciativa de elaborar su primer horno de leña en una peña, y después se construyen dos hornos más  con la ayuda de albañiles pero siempre con su guía. Es interesante saber que el horno principal tiene una profundidad subterránea de 3.50 metros rellenos de distintos materiales como: melaza, pelo, fierros, latas, vidrio y finalmente 2 quintales de sal en grano, y abarca hasta 25 latas de pan o bizcochos. 

El emprendimiento empezó como una panadería, pues entregaban pan y bizcochos en tiendas, principalmente en la parroquia de Pintag. Actualmente, distribuyen sus bizcochos en tiendas aledañas y la generación a cargo se encuentra generando un nuevo emprendimiento llamado "La Bizcocha", donde ofrecen bizcochos de distintos sabores como: oregano y ajo, ajonjolí y de queso.

¿Que los diferencia de otros bizcochos?

Sus bizcochos son atractivos por su gran tamaño, ya que se asemeja al de un pan. Además, su elaboración es un tesoro gastronómico, en el primer día se elabora el bizcocho, después se debe dejar enfriar el horno hasta el siguiente día, dónde se juntan los bizcochos en latas nuevamente y se deja dorar y abizcochar durante 2 horas, finalmente se retiran las latas y se deja enfriar.

Aprende a elaborar tu propio pan

Rafael nos cuenta que muchos habitantes de Conocoto, los visitan especialmente en épocas de finados, para preparar su pan en horno de leña, ya que toda la familia Sosa se reúne a ayudar a preparar el pan de las personas que quieran aprender o quieran un pan listo, sólo deben llevar los ingredientes y ellos les enseñan como hacerlo hasta entregarles un pan fresco y listo. Se cobra 30$ por arroba. Pero lo más interesante, es que cualquier persona puede visitarlos y pedir que les den haciendo el pan que gusten, ya que siempre están con las puertas abieras a personas que quieran conocerlos. 


Compartir:


Publicado en: