Quito exhibe su historia y leyendas en la noche

El grupo hace representaciones de leyendas tradicionales como: La Capa del Estudiante, La Viuda del Tejar, Tumba Vacía, El Cristo de la Agonía, entre otros.
 
 
 
 

¿Qué debes saber?

Leyendas Nocturnas” se formó en 2016, y busca recuperar, cada sábado, las tradiciones y revivirlas en los lugares de los hechos con guianza teatralizada.

Leyendas de la capital de los ecuatorianos teatralizadas y contadas en la noche es la propuesta del grupo “Leyendas Nocturnas”, que invita a descubrir la historia, costumbres y tradiciones orales de una forma lúdica y mágica.

El escenario de esta propuesta es el Convento Mercedario-El Tejar que posee un valioso legado cultural, histórico y arquitectónico para la ciudad. 

En su interior se encuentra el Museo de Arte Religioso “Fray Francisco de Jesús Bolaños”, con valiosas obras artísticas de los exponentes de la “Escuela Quiteña del Arte Colonial”, como: Miguel de Santiago, Samaniego, Goríbar, Caspicara, entre otros.

“Leyendas Nocturnas” invita a los turistas nacionales y extranjeros a disfrutarlos. 

El recorrido incluye la visita por el Cementerio del Tejar, criptas, la iglesia a oscuras, la biblioteca antigua, museo de arte religioso, torres y campanarios y la teatralización de varias leyendas. Además, los visitantes disfrutarán de refrigerio y canelazo (bebida tradicional de Quito).

“Leyendas Nocturnas” se formó en 2016, y buscan recuperar las tradiciones y revivirlas en los lugares de los hechos con guianza teatralizada. Los personajes cada sábado por la noche, reviven personajes para contar la historia no escrita en libros, con un toque fantástico.

El grupo hace representaciones de leyendas tradicionales como: La Capa del Estudiante, La Viuda del Tejar, Tumba Vacía, El Cristo de la Agonía y La Procesión de las Almas en Pena del Tejar; historias relatadas de generación en generación y que encantan a los visitantes.

Conozca a Quito, destino Líder de Sudamérica, y sus diferentes facetas que invitan a los viajeros nacionales y extranjeros a recorrer sus espacios y enamorarse de sus rincones.

 

Compartir: