Plaza de las tripas, parque de la Vicentina

Los quiteños se deleitan con las tripas asadas, un plato típico que encanta a turistas nacionales y extranjeros
 
 
 
 

Desde las 16h00 un humo espeso se alza sobre el cielo del parque de la Vicentina, mejor conocido como la plaza de las tripas. Durante más de cuarenta años, en este lugar se han ubicado personas con diferentes platos tradicionales de Quito y de la sierra. Se encuentran choclo con mellocos y habas, morocho con empanadas de viento, caldo de gallina, menudo con morcilla, horchata lojana, guatita, seco de gallina, pescado frito con arroz y papas fritas, entre otras delicias criollas.

Sin embargo, el plato emblemático, tal vez por su distintivo olor, son las tripas mishkis (chinchulines) , consistentes en el intestino delgado de la res asado y aliñado prolijamente con ajo, comino, sal, aceite y achiote, que se sirve con mote o papas. Además de su singular sabor y textura, las tripas son apetecidas porque se les atribuye propiedades medicinales para afecciones como la gastritis e infecciones estomacales.

Fabiola Yugcha vende este plato desde hace veinte años, y lo aprendió con su madre, quien lo vendió por cincuenta años. Desde los cinco años la acompañó en las labores que implica la preparación de esta exquisitez andina, desde limpiar, aliñar y asar las tripas, hasta preparar el mote con el que se acompaña el plato. Desde su puesto, la propietaria ha visto llegar a todo tipo de personas, ya que el parque se ha convertido en un destino turístico y porque es muy reconocido en toda la capital. Atiende de igual forma a turistas, ciudadanos y políticos. Afirma que en cierta ocasión contó con la visita del presidente de la república. Fabiola afirma que la razón por la cual le vienen a visitar es porque prepara con cariño su comida y porque trata bien a los clientes.

Visita Pichincha

  • Dirección: Ladrón de Guevara e Iberia
  • Atención: lunes a domingo, de 16h00 a 22h30