Empoderamiento femenino a través del turismo

Las mejores historias de emprendimiento y negocios no estan en Silicon Valley, están muy cerca de tu casa y tienen por protagonistas a mujeres empoderadas que transformaron sus tradiciones en un potente motor económico.
 
 
 
 

A que no sabías que la industria del turismo, es un matriarcado

Si te emocionan las historias de emprendimiento, de negocios que han surgido de la nada y que se han transformado en generadores de bienestar y prosperidad, déjame contarte, que probablemente cerca de tu casa, hay una serie de fantásticas historias que han pasado desapercibidas, o que tal vez, no has querido conocer.

Y es que resulta que, a lo largo de todo el mundo, pequeñas comunidades y poblaciones han logrado encontrar un norte para su desarrollo económico a través del turismo, y es en esos pequeños pueblos, donde mujeres portadoras de una valiosa herencia cultural y poseedoras de un vibrante espíritu empresarial, han logrado escribir verdaderas historias de empoderamiento económico.

Déjame que te cuente, lo que descubrí al recorrer la geografía de mi país en busca de los actores más pequeños del turismo. Emprendí ese viaje hace un par de años, con la meta de conocer de primera mano, los problemas que estos gestores culturales, artesanales, gastronómicos y comunitarios, deben enfrentar para posicionar a sus pequeños pueblos como destinos turísticos.

La producción artesanal y los servicios gastronómicos, son los espacios comunes desde los cuales, bisabuelas y abuelas, desde el siglo pasado, decidieron tomar las riendas del desarrollo de sus pueblos. Lo que pasa, es que cada vez que compraste una de sus artesanías, o saboreaste uno de sus platos típicos, no lograste encontrar la manera de conocer la historia que se oculta tras las sensaciones que te brindan esas experiencias turísticas.

“Déjeme le llamo a mi abuelita”

En cada nuevo pueblo, en cada nueva entrevista, se repetía una y otra vez un mismo ritual: llamar a la abuelita, "pues es ella la que conoce la historia del negocio". Ya con la abuelita al frente, mi corazón no hacia otra cosa que sentir un profundo odio por el tiempo, por el mezquino tiempo que impedía que este chagra riobambeño, se acomodará en los brazos de estas mujeres que no se cansaban de compartir sus fabulosas historias.

“Calle abuelita, no cuente eso”

Historias hermosas, pero a la vez duras, pues relatan las situaciones más adversas que estas mujeres debieron superar para iniciar sus negocios, historias llenas de la incomprensión de sus parejas, historias que reflejan la desidia de autoridades que, aunque suene absurdo se oponían al trabajo ambulante de estas mujeres, historias que hablan de tiempos difíciles llenos de soledad, en donde estas mujeres debieron aprender a combinar su trabajo con las tareas que la sociedad les impuso.

“Fuimos nosotros los que hicimos prosperar al negocio”

Historias ocultas, muchas veces opacadas por la necedad de hombres que piensan que inventaron el agua tibia, que fue su decisión y trabajo la que logró la prosperidad de estos negocios, historias que en muchos casos no reconocen el gigantesco esfuerzo que requiere construir un nombre y mantener una tradición a lo largo de décadas.

“Déjeme hablar a mí, yo sé cómo contar la historia”

Historias que se pierden entre balbuceos que pretenden perfumar la esencia misma de la vida de estas mujeres, para las cuales la palabra – no – nunca existió y para las cuales, el amor a sus tradiciones y cultura fueron el mejor socio a la hora de construir su futuro.

Viaja y cambia al mundo

Si te emocionan las historias de negocios y emprendimientos, te invito a descubrir y enamorarte de estas mujeres que han sido responsables del desarrollo turístico de sus pueblos, te invitó a que cada vez que compres una artesanía sientas que llevas sobre ti parte de la historia de verdaderos matriarcados que han sabido enfrentar con éxito las adversidades del destino.

No pierdas tiempo, busca directamente a las mujeres y celebra con ellas la alegría que produce superar las trabas que la sociedad impone a las mujeres emprendedoras, contágiate de su resiliencia y déjales saber lo bien que sus historias se escuchan en su propia voz, apláudelas y motívalas a contar sus historias, o mucho mejor, súmate a esas historias, como los nuevos personajes que amplifican su mensaje.

Hacer esto, no es poca cosa, al contrario, difundir el empoderamiento económico que estas mujeres han generado es una vía para lograr que ellas asuman un rol protagónico en las decisiones que los hombres toman a la hora de planificar un desarrollo turístico que garantice trabajos decentes y crecimiento económico.

Hacer esto, no es poca cosa, al contrario, difundir sus historias es una vía para inspirar a nuevas generaciones de mujeres que comparten esa llama de emprendimiento en sus corazones y que ahora al frente de hoteles, restaurantes y agencias de turismo, apenas necesitan de la inspiración necesaria para impulsar sus proyectos turísticos construidos con un enfoque de producción y consumo responsable con la naturaleza.

Hacer esto, en plena crisis del COVID-19, no es poca cosa, al contrario, difundir sus historias es una valiosa alternativa de promoción de estos negocios, que hoy más que nunca, necesitan del apoyo de visitantes que consuman su oferta para así mantener vigente el empoderamiento económico que ha logrado reducir las desigualdades que enfrentan sus pueblos.

Hacer esto, no es poca cosa, al contrario, es una forma diferente de vivir el turismo, es una decidida manera de viajar con el claro propósito de cambiar el mundo. Gracias por estar aquí, bienvenida a nuestro nuevo mapa digital del turismo.

Para muestra van algunos botones:

Las famosas tripas de Doña Fabiolita

  • Doña Fabiolita es una lider innata, su esfuerzo logró que su actividad gastronómica antes perseguida por las autoridades, se transforme en un atractivo turístico de Quito que cuenta hasta con su propio parque. 

Doña María Diocelina y sus papas con cuero y cuyes en Mocha

  • Las mejores papas con cuero del centró del país, vienen de las manos de María Diocelina, su paradero gastronómico es un punto de referencia imperdible para los amantes de la gastronomía ecuatoriana.

Doña Carmita y su hornados en Pelileo

  • La campeona mundial del Hornado 2016, es Doña Carmita, una pelileña que cocina como los dioses. Literalmente el sabor de su hornado es capaz de poner en apuros a los devotos de los hornados pastusos, de Sangolquí, de Riobamba o Alausí.

Doña Miriancita y sus jugos y zumos en la Iñaquito

  • De alfalfa, o los de mora con guanábana o mora con coco, así son los jugos de Doña Miriancita que, en pleno mercado de Iñaquito, son el complemento ideal para acompañar el hornado y corvinas fritas.

Doña Clarita y sus encebollados manabitas en Quito

  • La vice campeona mundial del Encebollado, está en la Mitad del mundo. Si eres costeño pasando por la sierra ecuatoriana y te urge saborear un encebollado, probablemente entrarás en conflicto, cuanto debas reconocer que el mejor encebollado de tu vida, lo probaste en Quito.

Doña Inesita y sus yaguarlocros en Machachi

  • En la ciudad de los 9 volcanes, Doña Inesita enamora a los turistas que vistan La Posada del Chagra, un establecimiento en donde la cultura chacarera se impone a fuerza de sus sabores. No miento si digo que este es el mejor locro del Ecuador.

Doña Fanny y sus fritadas en Tisaleo

  • La probabilidad de que un tungurahuense no conozca a Doña Fanny, tiende a cero. En pocas palabras, si no ha probado sus famosas fritadas, es porque “el bonito” no es "guaitambo".

Doña Zoila Allauca y sus fritadas de la Ayacucho

  • Ingenio y creatividad son la firma de esta historia de emprendimiento gastronómico que llena de orgullo a los riobambeños. ¿Has probabado la guaguamama?

Doña Zoilita y su cuyes asados en Chunchi

  • Los cuyes de Doña Zoilita llegan a Nueva York, Milán y Murcia; desde Chunchi, saltan el charco para llenar de alegría los corazones de ecuatorianos que no pueden olvidar los sabores andinos.

 

Conoce porque somos tu mejor aliado para reactivar tu negocio o destino turístico

Eres para mi / Julieta Venegas

Sería mejor empezar otra vez
pero ya sé que no se puede
vas a decirme que es imposible
pero al menos déjame que lo intente

Si, me di cuenta demasiado tarde
se, que aún podemos arreglarlo
aprendí a sacarle jugo a mis defectos
y me va mejor desde que dejé de odiarlos

Caminando por en tus labios
por la noche, por el medio de la calle
estoy pensando, si me quieres, no me falles
soy de tierra, con el agua llego al cielo
dame tu aire y seremos fuego
hoy deseo decirte todo lo que ahora siento

Eres para mí, me lo ha dicho el viento
eres para mí, lo oigo todo el tiempo

La sombra que pasa la luz que me abraza, tus ojos mirándome
la calle que canta su canto de diario, el mundo moviéndose
y yo sé que tienes miedo y no es un buen momento para ti
y para esto que nos viene sucediendo

Pero eres para mí, me lo ha dicho el viento
eres para mí, lo oigo todo el tiempo

El espejo que da su reflejo en todo lo pinta tal como es
mi cuerpo que no tiene peso, si escucho tu voz llamándome
y yo sé que tienes miedo y no es un buen momento para ti
y para esto que nos viene sucediendo

Ya deja de pensar, que dejar de pensar es bueno
¿raiz cuadrada de la mitad, 
elevada y divida por la razón de los cosenos?
tu materia gris frente a mi se convierte en potente veneno
este calor profundo derrite el sol
dame una señal y pon freno a todas las injusticias en el mundo de Alicia
por no tener porque vamos en este carro sin frenos

Temes sentir más de la cuenta
el corazón es un músculo, si no late revienta
extraño mirarte de lejos, de hacernos los tontos
paracemos tan viejos, 
tiempo, mmh, ¿quieres más tiempo?
mírame la piel, ¿no ves acaso lo que siento?
tú eres para mí, yo soy para ti
el viento me lo dijo con un soplo suavecillo

Y yo sé que tienes miedo y no es un buen momento para ti
Y para esto que nos viene sucediendo

Pero eres para mí, me lo ha dicho el viento
eres para mí, lo oigo todo el tiempo

Eres para mí, tal para cual, como el mar y la sal
me lo ha dicho el viento
eres para mí, sigue mi cadencia pierdo la paciencia

Tú eres para mí, ¿no te das cuenta?
eres para mí, Tú eres para mí, yo soy para ti
el viento me lo dijo con un soplo suavecillo

ODS 5 – Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas

El papel de las mujeres dentro de la industria del turismo es significativo, son de hecho la mayor fuerza laboral de esta industria y el mayor motor de nuevos emprendimientos turísticos, el empoderamiento económico alcanzado por mujeres en esta industria es en sí, una fuente de inspiración para otras mujeres que desde otros sectores buscan emanciparse en todos los ámbitos de la sociedad. El empoderamiento femenino alcanzado a través del turismo, es un logro que GoRaymi.com busca difundir, proteger y fomentar.

Diego López Olivares, CMO de GoRaymi.com



Documentos Adjuntos: