Heladería San Agustín

La heladería San Agustín es uno de los rincones más tradicionales y queridos del centro histórico de Quito.

¿Qué debes saber?

  • La heladería San Agustín es uno de los rincones más tradicionales y queridos del centro histórico, el cuál es el principal lugar turístico de Quito.
  • La heladería abrió sus puertas al público en 1858 de la mano de la señora Juana Torres de Barba, quien lo administró durante cincuenta años. La señora Juana heredó el local y la casa de la familia Andino Carrión, que lo administra desde 1907.
  • Actualmente, Andrés Chaguaro lleva adelante este tradicional establecimiento gracias a que heredó el conocimiento de los platos de su abuela Mariana Andino de Álvarez quien a su vez los recibió de su abuela.
  • Seis generaciones ha endulzado el paladar de los quiteños con naturales salpicones (jugos con hielo raspado), helados de paila y un sinnúmero de golosinas quiteñas como delicados de maíz, higos enconfitados, dulce de membrillo y otras sesenta y siete variedades de dulces típicos de la capital.
    • La casa 1059, ubicada en la calle Guayaquil entre Chile y Mejia, es el restaurante más antiguo de la ciudad de Quito.
    • Atiende de lunes a domingo de 9:30 a 16:00 horas.

Los fríos sabores quiteños de San Agustín

  • La centenaria casa 1059 ha  sido adecuada en su gran mayoría para formar parte del restaurante.
  • El sitio en su inicio fue una tienda de abarrotes, y cuando pasó a cargo de Juana Torres de Barba, se convirtió en una heladería y dulcería.
  • Sin embargo, se ha ido adecuando a las necesidades y gustos de diferentes épocas.
  • La familia Andino incorporó la venta de salpicones, que consisten en jugo de frutas con hielo raspado, y que tenían la virtud de brotar la sal quiteña en quienes lo tomaban.
  • En la década de 1930, cuando el tren conectaba la costa con la sierra, se comenzaron a cocinar ceviches de concha y camarón, con algunas particularidades que los convirtieron en platos con gusto quiteño. A raíz de la epidemia de cólera de 1990, se dejó de vender mariscos, el restaurante se adecuó una vez más y comenzó a ofrecer secos de chivo.  
  • En la actualidad se vende también corvina, camarones, churrascos, apanados, locros de cuero, papa o queso, caldo de patas y yaguarlocros

La tradición culinaria del Quito colonial

  • De igual forma, la Heladería San Agustín busca rescatar platos tradicionales.
  • Para esto han regresado al calendario gastronómico quiteño, que se basa en el calendario ritual que regía a la ciudad desde la época colonial.
    • Para Corpus Christi, por ejemplo, preparan el rosero quiteño.
    • El jucho o el puchero se cocinan en carnaval.
    • En Semana Santa sirven fanesca y son uno de los pocos lugares donde todavía se hornea el pan de Jueves Santo.
  • Las recetas para estos platos son herencia que ha sido transmitida dentro de la familia oralmente. Si bien existe un registro escrito de las recetas exactas de cada plato, la sazón ha sido transmitida oralmente y es patrimonio de la familia. 
  • Además de los platos señalados, la Heladería San Agustín ofrece una amplia variedad de dulces quiteños, tales como las quesadillas y los aplanchados.

La calidad y hospitalidad de los quiteños

  • Demostración gratuita del oficio artesanal de elaborar Helado de Paila bajo reserva

  • Servicio a domicilio con plataforma de motorizados Fénix costo km de distancia $0.50
  • Helado con humo si eres cumpleañero, válido por 10 días antes o después del cumpleaños
  • History Time con la Abuelita Encarnación, de viernes a domingo de 13:00 a 14:30. Desde el purgatorio viene la segunda propietaria de Heladería San Agustín para contarte las leyendas de Quito.
  • Reserva de Mesa con 72 horas de anticipación si deseas para el mismo día solicitar información vía WhatsApp

Otras rutas gastronómicas

#PichinchaEsTurismo




Publicado en:


Publicado por: